La Unión Europea (UE) adoptó hoy una nueva batería de sanciones contra Crimea en respuesta a su anexión por Rusia, en marzo pasado, considerada ilegal por la comunidad internacional.

El objetivo es reforzar la política europea de no reconocimiento de la anexión ilegal por Rusia , explicó el Consejo Europeo en un comunicado, a pocas horas del inicio de una cumbre de gobernantes de los Veintiocho en Bruselas.

A partir del próximo día 20 las compañías europeas o basadas en la UE quedan prohibidas de invertir en Crimea y Sebastopol, así como de exportar bienes o servicios financieros y turísticos.

Los cruceros europeos ya no podrán hacer escala en puertos de la península de Crimea, salvo en casos de emergencia.

También se prohibe la exportación a compañías de Crimea de determinadas tecnologías para uso en la región, en particular en los sectores de transportes, telecomunicación, energía y prospección y explotación de petróleo, gas y recursos minerales.

Servicios de asistencia técnica, negociación, construcción o ingeniería relacionados a esos mismo sectores quedan, igualmente, vetados , señaló el Consejo Europeo.

La decisión deberá ser ratificada este mismo día por los jefes de Estado y de gobierno de la UE.

erp