Berlín. La Fiscalía Federal alemana solicitó la colaboración de los ciudadanos para detener al joven tunecino Anis Amri , de 24 años, por su posible implicación en el atentado de Berlín y ofreció una recompensa de hasta 100,000 euros (el equivalente a 105,000 dólares).

Si ven a la persona buscada, avisen a la policía. No se pongan en peligro, ya que puede ser peligroso y estar armado , detalló la Fiscalía en un comunicado que publicó después de emitir una orden europea de detención para hombre.

Luego de que las autoridades siguieron una pista falsa y detuvieron al hombre equivocado, el gobierno alemán y sus servicios de inteligencia se han dedicado intensamente a la búsqueda de este nuevo sospechoso del atentado del lunes en un mercado navideño. Se trata de un refugiado tunecino que ya estaba siendo vigilado por sospechas de que preparaba un acto terrorista.

El ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, puntualizó que existe una orden de captura en Alemania y en Europa contra el sospechoso de haber arrollado con un camión a una multitud, causando la muerte de 12 personas e hiriendo a 48. Este ataque fue reivindicado por el Estado Islámico (EI).

Éste es un sospechoso, no necesariamente el perpetrador, y todavía estamos investigando en todas direcciones , precisó De Maizière después de informar las pesquisas a la comisión de asuntos internos del Parlamento alemán.

El hombre aparentemente ha usado varias identidades y las autoridades lo consideran parte de la escena salafista-islamista , detalló Stephan Mayer, legislador conservador alemán.

El principal fiscal federal de Alemania, Peter Frank, dijo a los legisladores que este tunecino es una pista sólida. Su cartera fue encontrada en la cabina del camión, pero no está claro si él fue también el perpetrador .

Agregó que la Policía de Berlín informó que ha recibido más de 500 indicios tras el atentado terrorista.

Aún sigue habiendo muchas incógnitas en torno al atentado de Berlín. Según el diario Bild, el conductor polaco, el verdadero conductor del camión encontrado muerto a tiros en el asiento del copiloto, aún estaba vivo en el momento del ataque. Al parecer, los investigadores encontraron signos de lucha. Según datos a los que tuvo acceso la dpa, le dispararon con un arma de pequeño calibre, que aún no ha sido encontrada.

Frank dijo a la prensa antes de la reivindicación que el ataque recordaba al mortífero atropello masivo registrado en julio en Niza, y que parecía seguir instrucciones publicadas por el grupo Estado Islámico.

No sabemos con certeza si fueron uno o varios autores , dijo. No sabemos con certeza si él, o ellos, tenían apoyo .

El alcalde de Berlín, Michael Müller, declaró el miércoles que era bueno ver que los berlineses no se ven intimidados .

No creo que haya ningún motivo para estar asustado , dijo a la televisora ZDF. La presencia policial se ha aumentado de forma significativa... y por supuesto se tomaron otras medidas para encontrar con rapidez al responsable .

Müller admitió que hay límites al aumento de la seguridad, dado el número de espacios y actos públicos en la ciudad.

Ultraderechistas alemanes convocaron para esta tarde una protesta frente a la sede de gobierno de Merkel. Alexander Gauland, vicepresidente de la populista de derecha Alternativa para Alemania, anunció su asistencia. Gauland responsabilizó el martes al Gobierno de Merkel por el atentado.

Al respecto, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, condenó el atentado contra un mercado navideño en Berlín y los calificó como un ataque contra la humanidad .

Culpó del ataque a terroristas islámicos al expresar: matan continuamente a los cristianos en sus comunidades y lugares de culto .

De Amri ya se tenía conocimiento

Las autoridades alemanas encontraron el permiso de residencia de Amri en la cabina del camión utilizado para embestir contra el mercado navideño en Berlín.

Al investigarlo, se han hallado documentos en los que aparece identificado con seis nombres distintos y con tres nacionalidades diferentes.

Según el diario alemán Süddeutsche Zeitung, Amri tiene vínculos con el grupo del predicador radical Ahmed Abdelaziz A, conocido como Abu Walaa, quien fue arrestado en noviembre.

La revista Der Spiegel reveló que ese mismo mes, las agencias de seguridad intercambiaron los hallazgos que tenían sobre Amri, entonces fue clasificado como peligroso, una categoría que la policía otorga a quienes son sospechosos de cometer un ataque y, por tanto, debe estar bajo vigilancia de forma regular .