El presidente Donald Trump dijo que su administración tomará “decisiones importantes” sobre su respuesta a un presunto ataque químico en Siria dentro de las próximas 24 a 48 horas, calificando la acción como “atroz” y “horrible”.

“Estamos muy preocupados cuando una cosa como ésta ocurre”, dijo Trump a los reporteros junto a miembros de su gabinete. “Esto es sobre la humanidad, no podemos permitir que pase”.

El presidente ya había condenado el domingo el supuesto ataque al denunciar la muerte de 40 personas, incluidos mujeres y niños en un área rodeada por fuerzas leales al régimen de Bashar al Asad en el suburbio de Duma, muy cerca de Damasco, la capital de Siria.

Trump publicó entonces en Twitter que habría “un precio muy alto” por el ataque. “Si es Rusia, si es Siria, si es Irán, si son todos juntos, nos enteraremos”, indicó.

Preguntado sobre si el presidente ruso, Vladimir Putin, tenía algún tipo de responsabilidad por el ataque, Trump indicó: “Podría, sí podría. Y si la tiene, va a ser muy duro, muy duro”.

“Todos van a pagar un precio. Él pagará, todos lo harán”, agregó Trump.

Por su parte, el gobierno ruso, cercano aliado de Al Asad, indicó que no tiene evidencia de que el ataque químico haya ocurrido. “Nuestros especialistas militares han visitado este lugar, junto a representantes de la Media Luna Roja siria (...) y no encontraron rastros de cloro u otra sustancia química usada contra civiles”, dijo el canciller ruso Sergei Lavrov.

“Ninguna opción está descartada”, advirtió Trump al ser preguntado por la vía militar.

El secretario de Defensa, James Mattis, dijo que “no descarta nada en estos momentos”.

Trump podría coordinar con Francia su respuesta, dado que este domingo habló con el presidente Macron, y ambos decidieron trabajar en “una respuesta fuerte y conjunta”, según un comunicado de la Casa Blanca.