Tres ex dirigentes de la compañía Tokyo Electric Power (Tepco) serán juzgados en Japón por su responsabilidad en la catástrofe nuclear de Fukushima de marzo de 2011, en lo que será el primer proceso al hilo de este drama.

El ex presidente del consejo de administración del grupo operador de la central en el momento del drama, Tsunehisa Katsumata (75 años), así como dos vicepresidentes ejecutivos, Sakae Muto (65 años) y Ichiro Takekuro (69 años), deberán comparecer ante la justicia en virtud de una decisión adoptada en julio por un grupo especial de ciudadanos.

NOTICIA: Japón nacionalizará planta nuclear de Tepco

"Es la primera vez que la justicia deberá pronunciarse sobre la culpabilidad de alguien en el accidente nuclear de Fukushima", subrayó la cadena de televisión pública NHK.

Los tres dirigentes están acusados de no haber adoptado las medidas que habrían permitido evitar los desperfectos causados en las instalaciones por el tsunami, así como las consiguientes series de averías.

El panel de ciudadanos acusa a los tres dirigentes de Tepco de negligencia profesional y de la muerte de 44 ancianos, evacuados de un hospital de Futaba, cerca de la central, en condiciones lamentables. Otras 13 personas resultaron heridas.

Ruiko Muto, presidenta de una asociación que ha propiciado el procesamiento, dijo este lunes a la prensa en Tokio que le parece "extraño" que hasta ahora "nadie haya asumido la responsabilidad del accidente", y espera que se juzgue culpables a los acusados.

NOTICIA: Aumenta temor en planta nuclear de Fukushima

"También debe cuestionarse el papel del Estado, y el de la autoridad de regulación nuclear de la época", abunda el abogado Yuichi Kaido, quien confía en que el proceso permita esclarecer una serie de verdades "camufladas".

Oficialmente, nadie murió a causa de las radiaciones de la central de Fukushima. Sin embargo, las autoridades reconocen que cientos de vecinos de la zona murieron luego por las consecuencias de la catástrofe, la difícil evacuación o la degradación de sus condiciones de vida.

¿Sabían lo que podía ocurrir?

Un dictamen precedente de la justicia japonesa había estimado en enero de 2015 que "las pruebas no eran suficientes para concluir que podrían haber podido prever o evitar" el accidente, pero los ciudadanos finalmente se salieron con la suya.

Cinco años después de la catástrofe, Tepco acaba de confesar que minimizó la gravedad de la catástrofe en los primeros días.

Según la cadena NHK, los tres ex responsables de Tepco se declararán no culpables ya que, a su juicio, no podían conocer de antemano los riesgos derivados del tsunami del 11 de marzo de 2011, provocado por un potente sismo.

NOTICIA: Confirma fuga de agua contaminada en Fukushima

Un estudio interno de 2008 planteaba la hipótesis de un tsunami de unos 15 metros, "pero la circulación de ese informe se quedó en la dirección de la división nuclear, y no me llegó", asegura el ex presidente de la empresa, Tsunehisa Katsumata, interrogado en varias ocasiones.

"Ese documento presentaba apenas cálculos de probabilidad, y no disposiciones concretas", añadió por su lado Takekuro.

El proceso de los tres se anuncia largo y podría no empezar hasta 2017, dado el gran número de documentos que habrá que reunir, según los medios locales.

erp