Rusia se ofreció como intermediaria para resolver la disputa entre Arabia Saudí e Irán, afirmó el lunes a la AFP una fuente del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, después de que Riad rompiera relaciones con Teherán.

"Rusia está dispuesta a ejercer de intermediaria entre Riad y Teherán", indicó la fuente, sin dar más precisiones sobre el papel que podría desempeñar Moscú.

NOTICIA: Irán y países vecinos, indignados por ejecución en Arabia Saudita

Otra fuente diplomática rusa citada por la agencia TASS dijo que Moscú estaba preparada para recibir a los ministros de Relaciones Exteriores saudí y ruso, Adel al Jubeir y Mohammd Javad Zarif, para solventar la crisis.

"Si nuestros socios saudíes e iraníes muestran su disposición y deseo, nuestra iniciativa sigue sobre la mesa", afirmó, citada por TASS.

Arabia Saudí anunció el domingo que rompía relaciones diplomáticas con Irán después de que la embajada saudí en Teherán fuera incendiada, en protesta por la ejecución del clérigo chiita Sheij Nimr al Nimr.

NOTICIA: Dimite por falta de acceso el relator de la ONU para los territorios palestinos

Nimr fue una de las figuras visibles de oposición al gobierno saudí y uno de los líderes de las manifestaciones antigubernamentales en 2011, en las que los chiitas protestaron contra la marginación que dicen sufrir en el reino, mayoritariamente sunita.

Los rivales regionales también han tenido fuertes desavenencias en torno a los conflictos de Siria y Yemen.

El año pasado, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, recibió a Jubeir y a Zarif por separado para que negociaran sobre la crisis siria, en un momento en que Moscú presionaba para crear una gran coalición que luchara contra el Estado Islámico en ese país.

erp