Yakarta.- El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, criticó a Rusia, este lunes en Yakarta, por permitir al presidente de Siria, Bashar al Asad, mantenerse en el poder en su país devastado por la guerra.

" Rusia tiene que ser parte de la solución", reconoció Kerry, no obstante, señaló que debe dejar de proveerle armas al régimen sirio puesto que esto favorece su escalada de violencia, señaló a la prensa en Yakarta, tras el fracaso de las negociaciones en Ginebra.

"El régimen (sirio) lo obstruye todo, no ha hecho otra cosa que seguir bombardeando a su propio pueblo con barriles explosivos y destruir a su propio país. Y lamento tener que decir que lo hace con el apoyo en aumento de Irán, el Hezbolá y Rusia", señaló Kerry durante una conferencia de prensa.

Las conversaciones en Ginebra no han llegado a buen puerto, y existen dudas en cuanto a si continuarán.

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), con base en Londres, este conflicto ya ha provocado más de 140,000 muertos en casi tres años.

Desde el comienzo de las negociaciones en Ginebra bajo la égida de la ONU, en enero pasado, al menos murieron en el terreno otras 6,000 personas, según el OSDH.

mac