Washington. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, mantuvo vínculos de negocios con una empresa de transporte marítimo vinculada estrechamente a un oligarca ruso sujeto a sanciones del gobierno estadounidense.

Junto al nombre de Ross también aparece el de Jared Kushner, yerno de Trump.

Los Paradise Papers son una filtración de 13.4 millones de documentos procedentes de dos bufetes de abogados dedicados a proveer de servicios offshore. Appleby, fundada en Bermudas, y Asiaciti Trust, en Singapur.

Según The New York Times, el secretario de Comercio de Donald Trump redujo su participación personal en la empresa, Navigator Holdings, durante su toma de funciones en febrero, pero controla aún, a través de empresas offshore, 31% de su capital.

Entre las figuras públicas relacionadas con paraísos fiscales, según la información del ICIJ, estarían Isabel II, Juan Manuel Santos, el excanciller alemán Gerhard Schröder o Stephen Bronfman, recaudador de fondos de la campaña electoral del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, entre otros.

Sobre Wilbur Ross, a pesar de vender muchas otras propiedades para unirse a la administración Trump y encabezar su política comercial “América primero”, Ross mantuvo una inversión en Navigator, lo que aumentó sus negocios con Sibur incluso cuando occidente buscaba castigar al sector energético de Rusia. Wilbur Ross había acordado con la Oficina Federal de Ética del gobierno una lista de socios comerciales que pretendía mantener, pero no detalló las participaciones que él mismo había conservado.

Otro de los principales clientes de Navigator es PDVSA, la petrolera estatal venezolana, controlada por el régimen autoritario de Nicolás Maduro. La administración de Trump impuso sanciones a PDVSA este verano.