Madrid.- El rey Juan Carlos aseguró que lo siente y que se ha "equivocado" tras ser dado de alta el miércoles de la fractura de cadera que sufrió en un viaje a Botsuana para una cacería, que ha sido el centro de una gran polémica por tener lugar cuando España está sumida en la crisis económica.

"Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir", dijo un compungido Don Juan Carlos al abandonar el hospital madrileño en el que fue intervenido el sábado de la cadera.

El monarca, que hizo estas declaraciones con semblante muy serio, antes de abandonar la clínica San José, donde fue atendido, añadió que está "mucho mejor (...), deseando retomar mis obligaciones".

Don Juan Carlos había sido dado de alta poco antes por los médicos que le han atendido en los últimos días, al considerar que "después de un postoperatorio muy satisfactorio, ha conseguido plena autonomía para los movimientos cotidianos", según el parte leído al mediodía por el director gerente del hospital, Javier de Joz.

El rey Juan Carlos había sido intervenido en la madrugada del pasado sábado de una fractura de la cadera, tras ser repatriado desde Botsuana, donde se encontraba en una expedición de caza mayor.

El hecho de que el monarca se encontrara cazando en un momento en que España atraviesa una dura crisis económica provocó una amplia polémica, que llevó al monarca a disculparse.

RDS