Un equipo de buzos de Indonesia comenzó la operación para reflotar el fuselaje del avión de AirAsia siniestrado el pasado 28 de diciembre con 162 personas a bordo, al tiempo que han recuperado otros cuatro cuerpos.

La operación se ha complicado porque todos los intentos previos para reflotar el fuselaje con globos han fracasado hasta el momento, señaló el director de operaciones S.B. Supriyadi, de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas).

Los equipos de rescate indonesios pudieron entrar por primera vez ayer viernes en la sección principal del fuselaje, que se encuentra a unos 30 kilómetros del fondo del mar de Java, donde se estrelló el mes pasado.

Las condiciones climáticas adversas han dificultado también las operaciones para llegar a la parte principal de los restos del Airbus A320-200, que fue descubierto en el fondo del mar por un buque militar a principios de este mes.

"Hemos comenzado la operación para levantar el cuerpo principal del avión y esperamos poder reflotarlo este mismo sábado", señaló Supriyadi al diario Jakarta Globe.

Cuatro cuerpos fueron hallados en el interior del fuselaje, con lo que se eleva a 69 el número de víctimas recuperadas, dijeron las autoridades.

Las cajas negras del avión (la grabadora de voz de cabina y la grabadora de datos de vuelo) fueron recuperadas la semana pasada, y los investigadores están en la fase de análisis.

El vuelo QZ8501 con 162 personas a bordo de AirAsia, aerolínea con base en Malasia y que cuenta con varias filiales, se accidentó el 28 de diciembre durante lo que se suponía era un viaje corto desde la ciudad indonesia de Surabaya a Singapur.

rar