Charleston del Norte. Ayer la contienda presidencial republicana experimentó una serie de giros inesperados entre los cuales se encuentra la sorpresiva renuncia del Gobernador de Texas, Rick Perry, quien anunció abandonar la carrera y endosar su apoyo a Newt Gingrich.

Gingrich, quien realiza actualmente su campaña en Beaufort previo a la primaria en Carolina del Sur este sábado, pareció disfrutar el empuje que la dimisión de Perry dio a sus esfuerzos por llegar a la Casa Blanca. Pero no todo fue celebración en el campamento de Gingrich, ya que tuvo que enfrentar un duro golpe luego de que su exesposa, Marianne, concediera una entrevista a The Washington Post ayer, en la que describió la infidelidad de su marido.

Gingrich llamó a la entrevista de su esposa de mal gusto y trató de centrar su atención en los aspectos más optimistas de su día.

Adicionalmente al apoyo de Perry, dijo que la exgobernadora de Alaska, Sarah Palin, ha dicho recientemente que él sería su elección en la contienda. Hay muchas cosas que se están acomodando en todo el estado. Vamos a hacer todo lo posible para convencer a todos los votantes conservadores en Carolina del Sur de que voten por mí , anunció Gingrich.

Por otra parte, Perry, quien entró en agosto a la carrera con bombo y platillo pero se hundió rápidamente debido a sus pobres actuaciones durante los debates, no se espera que juegue un papel importante en la primaria de Carolina del Sur. Sin embargo, su partida da pie para que sus seguidores apoyen a otro candidato, luego de que los conservadores han luchado durante semanas para unirse en torno a una alternativa a Romney.

Si esa alternativa es Gingrich, Santorum o el representante Ron Paul, quien es el cuarto republicano que permanece en la carrera, es una pregunta que permanece sin respuesta. Santorum ha recibido el respaldo de los líderes conservadores, entre ellos, James Dobson, fundador del destacado grupo cristiano Enfoque a la Familia.

Perry, quien lució jovial, pero silencioso, dijo a los periodistas durante su discurso de despedida que, como texano sabe cuándo es el momento de hacer una retirada estratégica . Pidió a sus partidarios apoyar a Gingrich y llamó al expresidente de la Cámara un visionario conservador que puede transformar a su país .

Tal y como he contemplado el futuro de esta campaña, he llegado a la conclusión de que no hay un camino viable hacia delante para mí en esta campaña presidencial , anunció Perry durante una conferencia de prensa en Charleston. Por lo tanto, hoy suspendo mi campaña y endoso mi apoyo a Newt Gingrich por la Presidencia de Estados Unidos .

Perry indicó que ha tenido sus diferencias con Gingrich y reconoció que el expresidente de la Cámara no es perfecto , en referencia a su pasado tormentoso.

Pero, ¿quién de nosotros lo es? , preguntó. Hay perdón para todos aquellos que buscan a Dios , afirmó.