A tan sólo dos semanas y media del mandato de Donald Trump, el vicepresidente Mike Pence se está encargando de algo que su predecesor Joseph R. Biden Jr. nunca hizo en ocho años: emitir un voto de desempate en el Senado.

La Constitución asigna sólo dos responsabilidades reales a la vicepresidencia: romper empates en el Senado y asumir la presidencia en caso de que el presidente pida licencia.

Por primera vez desde la primavera del 2008, el Senado se encontraba entrampado con un 50-50, en la votación de ratificación de Betsy DeVos como secretaria de Educación. Pence votó a favor.

Sin embargo, la actividad más importante de Pence será cuando protagonice los famosos almuerzos de los martes junto a los senadores de su partido, los republicanos en el Capitolio.

Pence fue miembro del Senado durante 12 años antes de servir como gobernador de Indiana. Será un gran aliado de Mitch McConnell, líder del grupo republicano, que es mayoría.

A invitación de Mith McConnell, Pence asiste al almuerzo semanal de los martes en el salón Mansfield, a pocos pasos de la sala del Senado, retomando la tradición que Richard B. Cheney mantuvo durante sus ocho años como el último vicepresidente republicano (en el gobierno de George W. Bush).

El senador John Cornyn comenta que Pence es mucho más sociable que Cheney, quien no hablaba mucho .

Siempre será útil tener a un vicepresidente inteligente que transmita desde el Capitolio a Trump y sus principales asesores lo que está sucediendo.

Pence fue presentador de un programa de radio y siempre fue conocido más por capacidad de comunicación que por la grilla política. Mantiene buena relación con Paul D. Ryan.

Los buenos vínculos de Pence con el Senado podrían arrojar buenos dividendos para la administración del presidente Tump.

La semana pasada, Pence se desempeñó como escolta de plomo de Trump durante el lanzamiento de Neil Gorsuch como propuesta del presidente Trump.

Alrededor de un tercio del Senado tiene muy buena realción con Mike Pence, incluyendo a Blunt y otros miembros del equipo de Mitch McConnell.

Contra DeVos

Los bloques de congresistas hispanos, asiáticos y afroestadounidenses expresaron el martes su rechazo a varios candidatos de la Casa Blanca para integrar el gabinete presidencial por temor a que perjudiquen el bienestar de las minorías étnicas en Estados Unidos.

Los líderes de los tres bloques legislativos ofrecieron una conferencia de prensa instantes después de que el Senado ratificara a Betsy DeVos como secretaria de Educación, gracias al voto estratégico del vicepresidente Mike Pence.

Esperamos que DeVos tenga un impacto increíblemente dañino en la educación pública y en las comunidades de color , dijo el congresista Cedric Richmond, presidente del bloque legislativo afroestadounidense.

Los demócratas cuestionaron no sólo la falta de experiencia de De Vos en escuelas públicas y su dilatada trayectoria impulsando escuelas alternativas conocidas en inglés como chárter sino también expresaron preocupación ante una resolución presentada la semana pasada por la mayoría republicana porque consideran que anula regulaciones relacionadas a la implementación de parámetros sobre equidad en la ley vigente sobre educación primaria y secundaria.

El presidente Donald Trump acusó a los demócratas de sabotear el progreso de la educación estadounidense.

En un tuit previo a la votación, escribió: Betsy DeVos es una reformista, y ella será una gran secretaria de Educación para nuestros niños! .

Los congresistas también pidieron al Senado que evite la confirmación del senador republicano Jeff Sessions como secretario de Justicia, en una votación que debería ocurrir esta semana. Cualquier grupo que es vulnerable por ser minoría o por su condición socio-económica está en una situación en la que si Sessions está al frente del Departamento de Justicia seguiría privándolo de derechos , dijo la legisladora Michelle Lujan Grisham, cabeza del bloque hispano.