La nueva ley israelí a favor de los colonos, denunciada como crimen de guerra por sus detractores, provoca indignación tanto entre los palestinos como entre los pacifistas, mientras que la administración Trump todavía no se ha pronunciado sobre este conflicto.

Adoptada por 60 votos a favor y 52 en contra, la ley autoriza al Estado a declarar como tierras israelíes terrenos privados palestinos en la Cisjordania ocupada, donde los israelíes construyeron sin autorización.

Los propietarios palestinos serán compensados financieramente o bien con otros terrenos.

Según sus promotores, esta ley protegerá a los colonos de expulsiones como las de la semana pasada en la colonia salvaje de Amona.

La ley también podría legalizar 53 colonias consideradas hasta ahora como salvajes y expropiar un mínimo de 800 hectáreas de tierras palestinas, según la organización Paz Ahora.

Toda la tierra de Israel pertenece al pueblo judío , dijo antes del voto de la ley el ministro de Ciencias, Ofir Akunis, hablando en su acepción bíblica; es decir, incluyendo también a Cisjordania. Este derecho es eterno e incontestable , afirmó.

El presidente palestino, Mahmud Abas, desde París manifestó que esta ley es una agresión contra nuestro pueblo (...) Esta ley va en contra del derecho internacional .

La ley fue un primer paso de una serie de medidas que debemos tomar para que nuestra presencia en Judea y Samaria sea por años, por décadas, por muchísimo tiempo , dijo el ministro del gabinete israelí Yariv Levin, utilizando el nombre bíblico para Cisjordania. Creo realmente que nuestro derecho sobre nuestra madre patria es algo que no puede ser negado .

En medio del alboroto, el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump permanecía callado respecto a la ley, lo que abre la puerta a la posibilidad de mayores acciones por parte de los envalentonados israelíes de línea dura, antes del viaje del primer ministro israelí a la Casa Blanca la próxima semana.

Obstáculo para la paz

Gran parte de la comunidad internacional considera las colonias como un obstáculo para alcanzar la paz en el conflicto israel-palestino.

Los detractores del texto temen que sea un paso más hacia la anexión de Cisjordania.

Una ley así significa la anexión definitiva de Cisjordania , advierte la dirigente palestina Hanan Ashrawi, y es la prueba de que el gobierno racista y extremista de Netanyahu destruye deliberadamente la posibilidad de la paz .

La jefa de diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, exhortó a Israel a suspender la aplicación de la nueva ley en favor de los colonos.

La Unión Europea condena la reciente adopción de esta ley por el Knesset (parlamento) que permite a Israel apropiarse de tierras palestinas donde se hayan construido asentamientos , añadió.

Espero que Israel y su gobierno reconsideren este texto y den marcha atrás , declaró a su vez el presidente de Francia, François Hollande.

El ministro británico para Medio Oriente, Tobias Ellwood, expresó su preocupación por la aprobación del proyecto de ley que, consideró, allana el camino para un crecimiento significativo en los asentamientos judíos en Cisjordania.

El funcionario palestino Saeb Erekat dijo que la ley coloca el último clavo en el ataúd de la solución de dos estados .

México manifiesta a Israel su oposición a los asentamientos

El Gobierno Mexicano se unió a la lista de países que lanzaron críticas en contra de la decisión del Parlamento de Israel de adoptar una ley que pretende legalizar asentamientos israelíes construidos sin autorización oficial sobre propiedad privada palestina en Cisjordania

México reitera que la expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Oriental representa un obstáculo mayor al proceso de paz, el cual debe encontrar una solución integral fundada en la existencia de dos Estados, Israel y Palestina, económicamente viables, que convivan en paz y seguridad y con fronteras reconocidas internacionalmente , comunicó la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El gobierno nacional pugna por que la administración israelí revierta la decisión y actúe de conformidad con las resoluciones pertinentes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en particular la número 2334 del Consejo de Seguridad.

Aprobada en diciembre del 2016, esta resolución refiere que dichos asentamientos no tienen validez legal y son calificados como una flagrante violación del derecho internacional. Asimismo condena todas las medidas que tienen por objeto alterar la composición demográfica, el carácter y el estatuto del Territorio Palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, incluyendo, entre otras cosas, la construcción y expansión de los asentamientos, el traslado de colonos israelíes, la confiscación de tierras, la demolición de viviendas y el desplazamiento de civiles palestinos, en violación del derecho internacional humanitario y las resoluciones pertinentes .

Naciones Unidas exige poner fin a la colonización

El Consejo de Seguridad de la ONU reiteró su exigencia de que Israel ponga fin de inmediato y por completo a todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y que respete plenamente todas sus obligaciones jurídicas a ese respecto .

Este pronunciamiento ocurre a días de la tensión generada entre México e Israel generada por el mensaje en Twitter del primer ministro Netanyahu con respecto a la construcción de un muro fronterizo: El presidente Trump tiene razón. Yo construí un muro a lo largo de la frontera sur de Israel. Detuvo toda la inmigración ilegal .

El reclamo mexicano provocó que el presidente israelí, Reuven Rivlin, se comunicara con el presidente Peña Nieto lamentando el malentendido y aclarando que no se pretendía comparar situación de seguridad en ambas naciones. (Con información de Ana Langner)

[email protected]