París. El jefe de la diplomacia francesa, Jean-Marc Ayrault, advirtió que habrá graves consecuencias si Donald Trump cambia la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén durante una conferencia en París sobre el conflicto israelo-palestino. Al encuentro no acudieron representantes de Israel y Palestina.

Tendría graves consecuencias (...) cuando se es presidente de Estados Unidos, sobre este tema no se puede tener una posición tan rotunda, tan unilateral, hay que intentar crear las condiciones de la paz , afirmó Ayrault en la conferencia internacional que reunió a más de 77 diplomáticos de todo el mundo en la capital francesa.

Durante la campaña, Donald Trump prometió reconocer a Jerusalén como la capital del Estado hebreo e instalar en ella la embajada estadounidense, actualmente en Tel Aviv como el resto de las legaciones diplomáticas.

Esto es una línea roja para los palestinos, que amenazan a su vez con retirar el reconocimiento de Israel.

La reunión en París es uno de los últimos eventos al que acude el secretario de Estado de Estados Unidos John Kerry.

Resultado del encuentro

En un comunicado final, minuciosamente negociado, los participantes de la conferencia exhortaron a israelíes y palestinos a demostrar su compromiso para la solución de dos Estados y a abstenerse de acciones unilaterales que perjudiquen los resultados de la negociación, principalmente sobre las fronteras, Jerusalén, los refugiados . El texto precisa que si estas acciones se llevaran a cabo, no las reconocerían .

Este mensaje tiene lugar en un contexto muy delicado, cuando la solución de los dos Estados parece casi inalcanzable, casi 70 años después de la creación del Estado de Israel y del inicio del conflicto. Gran Bretaña declinó firmar el comunicado y expresó reservas particulares alegando que ni israelíes ni palestinos estaban presentes en la conferencia, según un vocero del ministerio británico de Relaciones Exteriores.

Justo después del anuncio del comunicado, la Organización para la Liberación de Palestina se congratuló por el texto, pidiendo el cese de la ocupación israelí , informó su secretario general, Saeb Erekat.

Según el ministerio de Relaciones Exteriores israelí, esta conferencia internacional y las resoluciones de Naciones Unidas sólo alejan las perspectivas de paz dado que alientan a los palestinos a mantener su rechazo a negociaciones directas con Israel .

El comunicado final de París omite cualquier referencia al controvertido proyecto de Donald Trump en el que habla de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

Kerry, satisfecho

El secretario de Estado, John Kerry, se felicitó por un comunicado equilibrado , que denuncia los actos y las incitaciones a la violencia de los palestinos.

Kerry también confirmó que había hablado por teléfono con el Benjamin Netanyahu, el primer ministro israelí, para tranquilizarlo .

Netanyahu, que no ha dejado de criticar la conferencia, la calificó de fútil .