Colombo. Iglesias, mezquitas, tiendas y restaurantes se encontraban vacíos en la capital de Sri Lanka y en otras ciudades. Miles de policías continuaban buscando a los sospechosos a través de redadas y controles vehiculares.

El padre y dos hermanos del terrorista suicida que al parecer es el cerebro de los ataques de Pascua, fueron asesinados en un tiroteo con la policía.

A una semana de los ataques a tres iglesias y hoteles de lujo, los católicos vieron por televisión la misa oficiada por el cardenal Malcolm Ranjith, debido a que fueron suspendidas de manera indefinida todas las misas dominicales.

La policía reveló que en las últimas 24 horas han sido arrestadas 48 personas vinculadas con los ataques terroristas cuyo saldo hasta el momento es de 250 muertos.

El vocero de la policía, Ruwan Gunasekara, informó que fue detenida una mujer llamada Abdul Cader Fathima Kadiyar, esposa de Zahran Hashim, un predicador islamista fanático que fue identificado como el Organizador de los ataques y que fue asesinado en un tiroteo durante el intento de su captura.

La policía dijo que una hija de Hashim también sobrevivió.

Este fin de semana murieron 15 personas en una casa de Sainthamaruthu, cuando la policía realizaba un cerco a sospechosos.

El país continúa herido.