Londres. Boris Johnson dedicará las últimas horas de la campaña electoral a intentar arañar votos en el norte de Inglaterra, una región tradicionalmente laborista que ahora podría estar dispuesta a apoyar al partido conservador.

Johnson, que según todas las encuestas aventaja por amplio margen a Jeremy Corbyn, quiere asegurarse todos los votos posibles para llegar a la mayoría absoluta y poder gobernar en solitario.

El primer ministro ha dedicado las últimas horas a varias circunscripciones situadas en el llamado muro rojo, que históricamente han sido laboristas, pero que se consideran lugares donde los conservadores podrían ganar por un puñado de votos. A estos lugares se les conoce como escaños marginales en el argot político. Se trata únicamente de 50 circunscripciones laboristas donde la diferencia entre los candidatos no llegó a 1,000 votos o donde ganó el Brexit en el referéndum del 2016.

Johnson visitó Sunderland, la ciudad que se hizo famosa en la noche del referéndum del Brexit, ya que los partidarios de salir de la UE ganaron por mucho más margen del que se esperaba. El resultado fue especialmente sorprendente porque es un feudo laborista y porque allí se encuentra una de las mayores plantas de producción de Nissan, cuyos coches se exportan a la UE y que con el Brexit puede estar en peligro.

Miedo al marxismo

Para suerte de Boris, que es uno de los primeros ministros menos populares de la historia de Reino Unido, la estrategia casi marxista de Jeremy Corbyn ha asustado a muchos votantes, incluso a aquellos que no quieren el Brexit. En consecuencia, muchos votantes que en otras elecciones han votado a favor de los laboristas están valorando otras opciones, como la de respaldar a los conservadores, incluso si tienen que votar “tapándose las nariz”.

Sin embargo, en las filas conservadoras ha empezado a reinar el nerviosismo ante el ascenso de los laboristas en las últimas encuestas, que han reducido la ventaja de Boris a unos 9 puntos.

Como consecuencia, la estrategia de Johnson ha cambiado radicalmente. Su mensaje se centra ahora en la inmigración y recuerda los mensajes que dieron la victoria al Brexit en el referéndum del 2016.

@Amparopolo