Washington.- Las relaciones entre Estados Unidos y Francia viven ahora un momento inimaginable a diez años de haber dejado atrás una de sus peores crisis en los 200 años de relación, reconocieron hoy los presidentes Barack Obama y Francois Hollande.

Una década atrás pocos hubieran imaginado a nuestros dos países trabajando tan de cerca de muchas maneras , apuntaron ambos líderes en un artículo de opinión conjunto publicado este lunes en los diarios The Washington Post y Le Monde.

La referencia aludió al enfriamiento de las relaciones desde los meses previos a la invasión estadunidense a Irak en 2003, guerra a la que el gobierno francés se opuso de manera firme en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Los dos mandatarios destacaron que esta cercana colaboración ha permitido fortalecer los esfuerzos para confrontar retos como la guerra al terrorismo en África, el conflicto en Siria y el programa nuclear de Irán.

Este último tema será de los que ambos mandatarios abordarán en su discusión bilateral de este lunes, en el marco de la visita de Estado que el mandatario galo inició a Estados Unidos, la primera de este nivel este año.

Diplomáticos de Estados Unidos y Francia se están preparando para las pláticas con Irán para construir sobre el acuerdo que ha detenido el avance y ha hecho retroceder elementos centrales del programa nuclear con Teherán , apuntaron.

Representantes de Teherán y el grupo P5+1 conformado además por Gran Bretaña, Alemania Rusia y China y la Unión Europea se reunirá la próxima semana en Ginebra para reiniciar las pláticas con miras a una solución diplomática sobre la disputa nuclear.

Obama y Hollande destacaron igualmente la cooperación en Siria que forzó el acuerdo mediante el cual ese régimen cedió el control de su arsenal de armas químicas para ser destruidas o confrontar el prospecto de un ataque militar.

Estimaron que esta cooperación es más evidente en Malí, donde fuerzas francesas y de la unión africana, con apoyo logístico y de información por parte de Estados Unidos han expulsado a grupos extremistas afiliados a la red terrorista al Qaeda.

Estados Unidos y Francia cooperan igualmente en frentes de seguridad nacional en otros países de África como la República Central Africana, Senegal y Somalia.

Somos naciones independientes y soberanas que tomamos nuestras decisiones basadas en nuestros respectivos intereses nacionales, pero hemos podido conducir nuestra alianza a un nuevo nivel porque nuestros intereses y valores están fuertemente alineados , destacaron.

mfh