Londres. Los servicios secretos británicos revelaron el día de ayer 22 de abril, que han emprendido un "espionaje verde", consistente en verificar si los otros países, en particular "los mayores contaminadores del mundo", cumplen con sus compromisos en materia de cambio climático.

"En el dominio del cambio climático, en que todo el mundo debe involucrarse y jugar de manera transparente, a veces es necesario comprobar que así sea", indicó en una entrevista con Times Radio el director del MI6, Richard Moore, cuya divisa es "Confiar pero verificar".

Es por esto que la inteligencia exterior británica comenzó a "espiar a los mayores contaminadores del mundo", anunció, considerando "evidente" que su organización apoyaría lo que él estima que es "el punto principal en la agenda de política exterior internacional para su país y para todo el planeta, o sea, la emergencia climática".

"Cuando la gente se compromete con el cambio climático, tal vez sea a nosotros asegurarnos de que lo que está haciendo realmente es aquello que ha firmado", añadió quien es conocido bajo el alias de 'C'.

Estas revelaciones tienen lugar pocos días después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, se comprometiese a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su país entre un 50 y 52% para 2030 respecto a 2005, en el marco de una cumbre climática telemática en la que participaron líderes mundiales claves.

No obstante, a pesar de que en esta etapa sigue siendo esquivo a enunciar los medios concretos para alcanzarlo, este anuncio "cambia el contexto" y podría brindar un gran impulso, necesario, a las negociaciones internacionales, indicó el primer ministro británico, Boris Johnson.

Estados Unidos, con agricultores

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo el día de ayer que su gobierno se centrará en ayudar a los agricultores centroamericanos afectados por el cambio climático, en un esfuerzo por abordar una de las causas fundamentales de la migración.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos "va a aumentar nuestro enfoque y nuestros recursos para ayudar a los agricultores de esa región que han sido devastados por la crisis en términos de clima y sequía", dijo Harris en el programa "State of the Union" de la cadena CNN.

"No sólo se trata de la devastación económica y lo que tenemos que hacer para ayudar en el alivio y desarrollo económico, sino que se sufre hambre extrema allí, hay inseguridad alimentaria", dijo Harris.

Si los padres y los niños no pueden literalmente comer, si no pueden tener las cosas básicas esenciales que todos necesitan para vivir, por supuesto que van a huir", añadió.