En un mundo que presenta serios problemas en materia de migración y refugio, no hay espacio para soluciones unilaterales , mencionó el director del Centro de Información de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para México, Cuba y República Dominicana, Giancarlo Summa.

En reunión con medios de comunicación, expresó preocupación por los muros que se están levantando en las fronteras de los países, pues es necesario intentar resolver los problemas en colaboración con todos los Estados miembros de las Naciones Unidas y la comunidad internacional.

Ningún país puede ir solo para resolver o arreglar cualquier problema. La única forma es seguir colaborando, seguir haciendo diplomacia , expresó el funcionario.

Asimismo, afirmó que las Naciones Unidas es una plataforma que favorece el diálogo entre las naciones en temas como el migratorio, el cual, no es exclusivo de México y Estados Unidos.

Existe un problema serio con los migrantes y decenas de millones de refugiados, y muros que se están levantando por el mundo; a veces de forma verbal y a veces reales. Vemos eso con mucha preocupación porque es necesario intentar resolver los problemas con la colaboración de todos los países miembros de Naciones Unidas , enfatizó.

En este sentido se pronunció recientemente Ravina Shamdasani, portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein. Desde Ginebra, Suiza, declaró en rueda de prensa que estamos preocupados porque la implementación de las órdenes y memorandos (migratorios) emitidos esta semana, que podrían infringir las obligaciones internacionales sobre derechos humanos de Estados Unidos .

El gobierno del presidente de EU, Donald Trump, estableció directrices para reforzar el control migratorio, que incluye acelerar el proceso de deportación de inmigrantes indocumentados y contratar a 15,000 nuevos agentes.

Como ha dicho en varias ocasiones el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos existe una muy peligrosa tendencia en Estados Unidos y en el mundo de usar a los inmigrantes como chivos expiatorios , afirmó la vocera.

ana.langner@eleconomista.mx