Damasco- El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, viajó este sábado a Damasco para entrevistarse con el presidente sirio, Bashar al Asad, para discutir la "lucha antiterrorista", la primera visita de un funcionario ruso de alto rango desde el inicio del conflicto en 2011.

Rusia, principal aliado del régimen sirio, lanzó en septiembre una campaña aérea para sostener militarmente a Asad, una asistencia que genera constantes fricciones con Washington.

"Las conversaciones se centraron en la cooperación militar entre ambos países y las acciones conjuntas en la lucha antiterrorista en territorio sirio", informó la agencia oficial de Damasco SANA.

Por su parte, el ministerio ruso de Defensa indicó que la reunión se centró en "temas de actualidad de la cooperación militar y técnica, además de algunos asuntos de la cooperación de la lucha contra grupos terroristas que operan en Siria".

Esta visita se produce en un momento en que el portavoz del Departamento de Defensa estadounidense dijo que el Pentágono expresó "gran preocupación" por el bombardeo ruso de fuerzas apoyadas por Estados Unidos en el sur de Siria que combaten al grupo Estado Islámico (EI).

Mandos militares estadounidenses expresaron por videoconferencia a Rusia su "seria preocupación por el ataque hacia fuerzas apoyadas por la coalición (internacional que combate en Siria) anti-EI en la guarnición de Al Tanaf, que afectó a fuerzas que participan en el cese de hostilidades en Siria", informó el portavoz Peter Cook.

El Pentágono "insistió que esa preocupación sería tratada en las discusiones diplomáticas en curso sobre el cese de hostilidades", añadió Cook.

Según fuentes estadounidenses, la aviación rusa bombardeó el jueves en Al Tanaf, un puesto fronterizo entre Siria e Irak, a un grupo de combatientes apoyados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos para coordinar la lucha contra las fuerzas del EI.

El ministro de Defensa ruso negó el jueves, sin mencionar la localidad Al Tanaf, que Rusia hubiese atacado a fuerzas de la oposición siria que participan en el cese de las hostilidades.