Decenas de miles de personas se manifestaron el sábado en unas 20 ciudades alemanas para exigir al gobierno que acelere el abandono de la energía atómica.

La coalición dirigida por Angela Merkel debe reunirse el domingo para estudiar el calendario de salida de la energía nuclear propuesto por una misión de ética creada en marzo, a raíz de la catástrofe en la central japonesa de Fukushima.

Según la prensa alemana, dicha comisión sugerirá un fin definitivo de la energía nuclear en un periodo de diez años.

Unas 160.000 personas salieron a las calles en 21 ciudades alemanas, de ellas 25.000 en Berlín y Múnich (sur), 20.000 en Hamburgo (norte) y 10.000 en Friburgo (oeste), según los organizadores. La policía berlinesa contó unos 20.000 manifestantes en la capital alemana.

Un cese definitivo de los 17 reactores nucleares alemanes en torno a 2021 representaría prácticamente un retorno al calendario fijado a principios de los años 2000 por la coalición formada por socialdemócrata y ecologistas.

El viernes, los ministros de Medio Ambiente de los Estados regionales alemanes ya habían aprobado que los siete reactores nucleares más viejos del país, paralizados desde marzo, cesen definitivamente su actividad.

DOCH