Madrid.- María Garzón, hija del ex juez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón, aseguró hoy que su padre, quien este jueves fue condenado a 11 años de inhabilitación, 'es inocente' y 'nuestra conciencia está tranquila'.

"Ustedes hoy brindarán con champán, pero nosotros lo haremos juntos, cada noche, porque sabemos que mi padre es inocente y que nuestra conciencia sí está tranquila", afirmó María Garzón en una carta difundida en la edición digital del diario español El País.

La misiva, dirigida "a todos aquellos que brindarán con champán por la inhabilitación de Baltasar Garzón", expuso que esa sentencia no hará a la familia "ni bajar la cabeza ni derramar una sola lágrima".

El Tribunal Supremo de España condenó a Garzón a esa pena, por considerarlo responsable de prevaricar (dictar una sentencia o resolución a sabiendas de que es injusta), al ordenar intervenir las comunicaciones de los implicados en la trama de corrupción conocida como 'Gurtel'.

Garzón fue el primero que en 2009 comenzó a investigar la trama 'Gurtel' de empresarios y políticos del Partido Popular (PP) que generaron favores, influencias y contratos irregulares a cambio de presuntos sobornos.

Algunos de los acusados y sus abogados denunciaron que la intervención a sus comunicaciones fue ilegal, ya que la legislación sólo prevé eso para delitos de terrorismo y crimen organizado.

En su carta titulada "A los que hoy brindarán con champán", María Garzón se refirió a los acusadores de su padre como personas que "durante años han vertido insultos y mentiras" y que ahora "por fin hoy han alcanzado su meta, conseguido su trofeo".

Nos han tocado, pero no hundido; y lejos de hacernos perder la fe en esta sociedad nos han dado más fuerza para seguir luchando por un mundo en el que la justicia sea auténtica, sin sectarismos, sin estar guiada por envidias; por acuerdos de pasillo', aseveró.

Abundó que cree en una justicia que respeta a las víctimas, aplica la ley sin miedo a las represalias, que sea de verdad como a ella se le enseñó desde que nació y la que quiere hacerle ver a su hija cuando crezca, "a pesar de que ahora haya sido mermada".

"Un paso atrás que ustedes achacan a Baltasar pero que no es más que el reflejo de su propia condición", recalcó.

Asimismo, les deseó "que este golpe", que "han voceado desde hace años, no se vuelva en contra de la sociedad, por las graves consecuencias que la jurisprudencia sembrada pueda tener".

apr