Buenos Aires. El presidente argentino, Mauricio Macri, prometió “seguir tomando las decisiones que hagan falta” para estabilizar la economía, y abogó por el diálogo entre los candidatos a la Presidencia, en una columna publicada este domingo por la agencia oficial Télam.

En medio de una profunda crisis económica y una tensa campaña electoral de cara a los comicios generales de octubre, el mandatario, que busca un segundo mandato, también defendió la transparencia de su gestión y sostuvo que el país puede vivir “sin mafias ni corrupción”.

También defendió la decisión de su gobierno y del nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, de “extender los plazos de la deuda para aliviar la carga financiera en el corto, mediano y largo plazos”, y limitar la volatilidad del tipo de cambio a través de controles cambiarios para fomentar la estabilidad y “proteger a los ahorristas”.

“Vamos a seguir tomando las decisiones que hagan falta para llevarles tranquilidad” a los argentinos, puntualizó. Esto, en un país con 32% de la población en la pobreza, con el desempleo a junio ubicado en 10.1%, y una inflación proyectada de 55% para el 2019. Según datos oficiales, el endeudamiento argentino pasó de un equivalente de 52.6% del PIB en el 2015 a 88.5% en el 2019.

Críticas de Cristina Kirchner

El sábado, durante la presentación de su libro, Sinceramente, en la norteña provincia de Misiones, la exmandataria Cristina Kirchner lanzó múltiples ataques contra Macri por su política de endeudamiento, y pidió “una discusión de qué es lo que se hizo en estos cuatro años, porque nunca se vio algo igual”.