La primera ministra británica, Theresa May, se enfrentó a un obstáculo inesperado en su camino a la reelección. Cuando creía que iba a llegar en caballo de hacienda a su cita con las urnas, se topó con el monstruo del terrorismo y, aunque las encuestas la favorecen, hay mucha incertidumbre sobre si logrará su objetivo de mantenerse como inquilina del número 10 de Downing Street.

Para algunos analistas, la premier, que en abril llevaba una ventaja de 20 puntos sobre los laboristas, ahora enfrenta un panorama distinto tras los atentados terroristas, pues los sondeos vaticinan que tendría una victoria apretada e insuficiente para formar gobierno y expertos no descartan que sea castigada por los electores después de su controvertida decisión de retirar miles de agentes de las calles antes de los atentados en Londres y Manchester.

Otros, sin embargo, estiman que para una candidata conservadora estas acciones atribuidas al Estado Islámico le cayeron como maná del cielo, pues nadie como ella tiene tanta experiencia para encarar los temas de seguridad, dado que anteriormente se desempeñó como ministra del Interior.

Entre estos últimos se ubica Nikola M. Zivkovic, profesor de Asuntos Europeos y Relaciones Internacionales de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Instituto Tecnológico de Monterrey.

En declaraciones a El Economista, Zivkovic considera que los recientes actos terroristas en Londres y Manchester, aunque son siempre parte importante de la agenda política en el Reino Unido tendrán un importancia secundaria en las elecciones, aunque admite que definitivamente desplazaron el foco de las campañas de asuntos vitales como el Brexit, los impuestos, la inmigración y la seguridad social o la seguridad nacional como el terrorismo, y el extremismo.

A su juicio, contra lo que se esperaba, parece que este viraje está trabajando a favor de los conservadores y Theresa May , pues se cree que los gobiernos conservadores están mejor equipados para enfrentar preocupaciones de seguridad y amenazas terroristas .

En cambio, su opositor laborista Jeremy Corbyn es visto por los electores como un hombre que tiene un enfoque más suave hacia el terrorismo.

Por su parte, Richard Heffernan, especialista en política británica y docente en la Open University de Gran Bretaña, comentó en charla con El Economista a través de Skype, que el tema migratorio y el combate al terrorismo son algunos de los temas que más preocupan a los votantes .

Sin embargo, de acuerdo con estadísticas, no hay un candidato que convenza del todo ; es decir, no hay un liderazgo legítimo entre los conservadores y los laboristas, por lo que existen indicios de que el Parlamento quedará muy dividido.

Brexit

Otro de los temas que gravitan en las elecciones de hoy es el Brexit. Luis Huacuja Acevedo, responsable del Programa de Estudios sobre la Unión Europea en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, comentó que para May las negociaciones de la salida de Reino Unido de la UE han sido complicadas y lo serán para cualquiera que gane, ya que la Unión Europea ha dado un mensaje claro de que la opción de abandonar el bloque no es idónea. En cuanto a la relación con Estados Unidos, Huacuja comentó que tal vez los laboristas mantengan distancia en ciertos temas con Donald Trump, pero los conservadores tal vez no hagan modificaciones , aseveró.

Especialista en geopolítica, María Fernanda Vidal, profesora e investigadora de la escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana, destacó que el Brexit definirá la forma en cómo se construirá el estado.

May apuesta por tomar medidas independientes (a Europa) sobre seguridad; impondrá un tope de migrantes, incluyendo a estudiantes, mientras que Corbyn apuesta a que se cubra el déficit de profesionistas con extranjeros, además de implementar programas sociales , se hará una reconfiguración del gobierno británico, puntualizó Vidal.

Nacionalismo

La eclosión del nacionalismo a través de Trump no escapa en Gran Bretaña. Zivkovic comenta que Theresa May ha encabezado una campaña no alejada de muchas posturas nacionalistas y demagógicas, atacando brutalmente no sólo a sus oponentes directos sino también a sus contrapartes alrededor de Europa , agrega.

Ante el riesgo de una victoria de Corbyn, May aprovechó a los medios para etiquetar a su oponente como apologista del terror y camarada de los yihadistas , recuerda Zivkovic.

Theresa May es impopular en muchos sentidos y está explotando el temor, la población reacciona ante las amenazas , comenta Ramón Morales, experto en comunicación política y campañas electorales.

La sombra del terrorismo recorre Reino Unido; autoridades siguen investigando a posibles agresores

Londres. Las autoridades británicas confirmaron que ocho personas fallecieron, entre ellas el español Ignacio Echeverría, que estaba desaparecido, en el último ataque registrado en London Bridge y la zona de Borough Market.

En menos de tres meses el terror se ha apoderado de las calles de Reino Unido con tres atentados, dejando un saldo de 35 muertos y varios heridos; el 22 de marzo, un hombre atropelló a transeúntes y apuñaló a un policía en las inmediaciones del Parlamento, en Westminster, cinco personas fallecieron incluido el agresor. El 22 de mayo, durante una explosión en un concierto de Ariana Grande en Manchester, 22 personas murieron, el ataque fue reivindicado por el Estado Islámico, mientras que, en el más reciente atentado, ocho personas fallecieron.

Tres franceses, dos australianas, una canadiense, un británico y un español fueron las víctimas.

Siguen investigaciones

Ayer, la policía detuvo a un hombre relacionado con el atentado de Londres; otras dos personas fueron detenidas en relación con el ataque de Manchester.

Un hombre de 30 años fue detenido en Ilford, un barrio del este de Londres, no lejos de Barking, donde vivían dos de los autores del atentado que se atribuyó el grupo yihadista Estado Islámico.

Otro de los sospechosos, de 27 años, fue detenido en el barrio de Barking y, el otro, en la localidad de Limerick. (Con información de AFP)