La ola de frío que afecta a Europa desde el fin de semana pasado, con temperaturas polares, provocó al menos 38 muertos por hipotermia, la mayoría de éstos en Polonia.

Esta ola de frío llegada desde Escandinavia provocó además varios accidentes carreteros, algunos de ellos con saldo mortal.

En Italia, una persona de 80 años fue la novena víctima de la ola de frío. El clima provocó el cierre de escuelas, algunas oficinas y estaciones de ferrocarril.

El fuerte frío se asentó en particular en los Montes Abruzos (centro), y también en Puglia y Calabria (sur), incluso en los alrededores de Palermo.

En Polonia, 10 personas murieron de frío el domingo donde se registraron temperaturas por debajo de los -20 °C en algunas regiones, anunció este lunes el Centro Gubernamental de Seguridad Nacional (RCB).

Entre viernes y sábado otras 10 personas fallecieron en ese país. Según las previsiones meteorológicas, las temperaturas se anuncian más clementes en los próximos días en Polonia.