El empresario petrolero Eike Batista, que llegó a ser el hombre más rico de Brasil, fue incluido en la lista de difusión roja de Interpol y es considerado un "fugitivo" después de que la policía tratara de arrestarlo infructuosamente por lavado de dinero.

"Su nombre ya consta en la lista roja de captura de Interpol", dijo este viernes a la AFP una fuente de la Policía Federal.

La policía acudió el jueves a la casa de Batista en Rio de Janeiro para cumplir una orden de detención de la fiscalía, por el pago de presuntos sobornos por 16.5 millones de dólares en 2010 al entonces gobernador de Rio, Sergio Cabral.

NOTICIA: Caso Lava Jato en Brasil pone en la mira a Eike Batista

Pero la visita fue en vano, pues el empresario, según explicó su abogado, Fernando Martins, se encontraba en Nueva York por razones de trabajo, aunque tenía la intención de regresar a Brasil para entregarse y "esclarecer todo".

Sin embargo, para las autoridades brasileñas, "aunque el abogado esté de hecho en contacto con Batista, mientras él no se presente ante las autoridades es un fugitivo", dijo la fuente de la Policía Federal.

Batista, de 60 años, era el séptimo hombre más rico del mundo en el 2012 según la revista Forbes, pero sus proyectos se fueron a pique con el hundimiento de su empresa OGX, que en el 2013 se declaró en quiebra.

NOTICIA: Confieso que me equivoqué: Batista

Su nombre apareció el jueves dentro de un operativo derivado de la investigación Lava Jato ("lavadero de autos"), sobre sobornos pagados por grandes constructoras a partidos y políticos para hacerse con contratos en la estatal Petrobras.

Entre las nueve órdenes de captura solicitadas en ese operativo, había seis contra personas que ya están detenidas como Cabral y también estaba el nombre de Flávio Godinho, uno de los vicepresidentes del club de fútbol Flamengo, el más popular de Brasil.

abr