Irán firmó este lunes un acuerdo de 5,000 millones de dólares con la francesa Total SA y una petrolera estatal china para desarrollar sus extensos yacimientos de gas natural. Es el primer acuerdo en su tipo con compañías extranjeras desde que el país llegó a un acuerdo con potencias mundiales en 2015 para acotar su programa nuclear a cambio del alivio de sanciones económicas.

Representantes firmaron el acuerdo en Teherán, a través del cual las empresas desarrollarán una porción del masivo yacimiento South Pars situado en el Golfo Pérsico que Irán comparte con Catar.

Total tiene una participación de 50.1% en el acuerdo. La estatal China National Petroleum Corp. tiene 30% y la iraní Petropars 19.9 por ciento. El acuerdo incluye 30 pozos y dos unidades de producción.

Las autoridades prevén que el acuerdo permitirá aumentar la producción de gas en casi 600 millones de metros cúbicos desde los actuales 540 millones.

Durante la ceremonia, el ministro iraní del Petróleo Bijan Zanganeh felicitó a los participantes del acuerdo y agregó que esto generará más de 5,000 millones de dólares en inversión extranjera .

Irán tiene la cuarta reserva petrolera más grande del mundo y la segunda de gas natural. Desde el acuerdo nuclear, el país ha aumentado rápidamente su producción de crudo. El acuerdo del lunes agrandará aún más sus arcas y asegurará un nuevo suministro de gas natural para uso doméstico a partir del 2021.

El contrato a 20 años también ofrece un voto de confianza para Irán en el mundo empresarial, en especial mientras el presidente estadounidense Donald Trump ha amenazado con renegociar el acuerdo nuclear.

erp