Arabia Saudita quiere agravar las "tensiones y los enfrentamientos" en la región, aseguró este lunes el portavoz de la diplomacia iraní, Hosein Jaber Ansari, en reacción a la decisión de Riad de romper sus relaciones con Teherán.

La ejecución el sábado en Arabia Saudita del clérigo chiita saudí Nimr al Nimr, muy crítico con el poder de Riad, provocó una ola de tensión entre los dos países.

NOTICIA: Irán y países vecinos, indignados por ejecución en Arabia Saudita

"Arabia Saudita basa su existencia en la continuación de las tensiones y los enfrentamientos e intenta resolver sus problemas internos exportándolos al exterior", dijo Jaber Ansari.

Arabia Saudita anunció el domingo la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Irán tras los ataques contra sus representaciones diplomáticas en Teherán y Mashhad, incendiadas el sábado.

NOTICIA: Dimite por falta de acceso el relator de la ONU para los territorios palestinos

Las autoridades "dieron 48 horas a los miembros de la representación diplomática iraní para abandonar el país", anunció el jefe de la diplomacia saudí, Adel Al Jubeir.

Por su parte Jaber Ansari dijo que Irán "respeta sus compromisos para proteger las representaciones diplomáticas, mantener su seguridad y la de sus diplomáticos".

erp