LA EXCANDIDATA presidencial demócrata, Hillary Clinton, descartó postularse para la presidencia de Estados Unidos en las elecciones del 2020, pero continuará en el mundo de la política defendiendo sus ideas, aseguró.

”No estoy corriendo, pero voy a seguir trabajando (...) Quiero estar segura de que la gente entienda que voy a seguir hablando de lo que está en juego en nuestro país, el tipo de cosas que están sucediendo en este momento es muy preocupante para mí”, declaró en entrevista a la cadena de televisión local de Nueva York News12.

Clinton, quien perdió las elecciones presidenciales del 2016 ante Donald Trump, a pesar de haber ganado el voto popular, dijo que no cree que se postulará para ningún otro cargo electo en el futuro, como la gubernatura de Nueva York.

Con sus palabras la ex primera dama puso fin a las especulaciones de que podría presentarse nuevamente en la carrera presidencial del 2020, a raíz de las acusaciones por parte del fiscal Robert Mueller, quien investiga la injerencia rusa en las elecciones del 2016 y de si hubo colusión por parte de la campaña de Trump.

Hasta el momento, otros 14 demócratas han dado un paso adelante para lanzar sus ofertas.

Otro camino

También el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció que no se postularía para la presidencia, concluyendo que su camino hacia la nominación demócrata fue limitado y que podría lograr más como ciudadano privado.