NUEVA YORK.- Nueva York toma medidas para evitar que los terapeutas intenten cambiar la orientación sexual de los jóvenes, al unirse a una serie de estados que han tomado acciones contra lo que se conoce como terapia de "conversión gay".

El gobernador demócrata Andrew Cuomo anunció el sábado planes para la nueva regulación, en donde se prohibirá que las aseguradoras de Nueva York cubran los costos de la terapia para menores y que los centros de salud mental bajo la jurisdicción estatal ofrezcan dicha terapia a menores.

De inmediato no se supo cuántos asegurados o centros a nivel estatal ofrecen cobertura o terapia.

Han prohibido la terapia de conversión los estados de California, New Jersey e Illinois, pero intentos de prohibirla han fracasado en otros estados, incluido Colorado.

Los opositores a la terapia de conversión dicen que ha sido desacreditada y puede dañar a los jóvenes. Quienes la defienden argumentan que prohibirla limita las opciones de tratamiento.