Guatemala. El derechista Alejandro Giammattei fue juramentado este martes como nuevo presidente de Guatemala para un periodo de cuatro años en sustitución del impopular Jimmy Morales, con la promesa de atacar la corrupción y contener los elevados índices de pobreza.

La juramentación de Giammattei, de 63 años, como el 51 presidente de Guatemala, estuvo a cargo del nuevo presidente del Congreso, el oficialista Allan Rodríguez, en un acto solemne en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias de la capital frente a 12 jefes de Estado y al menos 50 delegaciones internacionales.

Previo a la ceremonia de toma de protesta, Giammattei informó en su cuenta oficial de Twitter que se reunió con dirigentes y representantes de diversas naciones para definir metas a futuro en materia de cooperación internacional.

Uno de los temas centrales del discurso de investidura fue el de la corrupción. Tema que erizaba la piel al saliente Jimmy Morales, blanco de acusaciones sobre corrupción.

Ebrard en sustitución de AMLO

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, quien asistió a la ceremonia en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, escribió en su cuenta de Twitter: “Alejandro Giammattei, presidente de la República de Guatemala, ha tomado posesión del cargo, le deseamos a nombre del pueblo y gobierno de México éxito y buena fortuna en su gestión!!!”.

En su discurso, Giammattei destacó su intención de hacer un plan ambicioso para activar la economía del país, también anunció que una de sus primeras medidas será la promoción de una iniciativa de ley para declarar a las pandillas “como lo que son, grupos terroristas”, y habló además de una “reforma educativa”.

“Hoy más que nunca sé que debo luchar sin descanso por entregar dentro de cuatro años un legado de prosperidad y de progreso. Esto incluye recuperar la confianza en las instituciones del Estado, que se ha perdido por la corrupción”, añadió.

El nuevo mandatario recibe un país con altos índices de pobreza, hambre y delincuencia. Se estima que seis de cada 10 guatemaltecos viven en situaciones precarias, y cada año se registran entre 4,000 y 5,000 homicidios. Y uno de sus mayores retos será revivir la lucha contra la corrupción, tras la salida de Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un ente adscrito a la ONU, tras 12 años de labores.

Previo a la entrega del cargo al mandatario electo Giammattei, el expresidente Morales, quien ocupará un curul en el Parlamento Centroamericano con lo que adquiere inmunidad y no podrá ser investigado por financiamiento electoral ilícito, presentó al Congreso su último informe anual de gobierno en el que aseguró logros en migración y combate al narcotráfico sin mencionar el tema de la corrupción.