El gobernador de Georgia, Nathan Deal, promulgó hoy una estricta legislación antiinmigrante, inspirada en la SB1070 de Arizona, pese a las amenazas de grupos opositores de que interpondrán demandas y decretarán boicots económicos.

La Ley de Aplicación y Reforma a la Inmigración Ilegal 2011 de Georgia, que entrara en vigor a partir del 1 de julio próximo, crea un agresivo marco legal para desalentar la inmigración ilegal en esa entidad, siguiendo el ejemplo de Arizona.

El estatuto, conocido como HB87, autoriza a la policía local a cuestionar a cualquier persona sobre su estatus migratorio cuando exista alguna causa probable , como una violación de tránsito, que permita indagar al sospechoso, al igual que lo hace la SB1070.

La nueva norma habilita también a los agentes de policía a detener a quien encuentren en violación de las leyes de inmigración y conducir a los indocumentados en calidad de arrestados a las cárceles estatales o federales.

La propuesta elimina o prohíbe el conceder algún servicio de beneficencia pública a inmigrantes indocumentados, incluyendo los de alimento a madres solteras y lactantes.

La medida también establece nuevos requerimientos para la contratación de empleados y fija sanciones a quienes sean sorprendidos transportando o albergando inmigrantes indocumentados, sin importar si la persona es un hermano, un padre o un hijo.

El gobernador Deal, quien asumió el cargo en enero pasado luego de hacer una campaña política sustentada en buena parte en la promesa de una estricta política migratoria, calificó la firma de la legislación como un momento histórico .

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración expresó este viernes en Atlanta sus intenciones de colaborar con cualquier demanda federal que sea interpuesta para bloquear la entrada en vigor de la nueva ley, al calificarla de anticonstitucional.

MÉXICO LAMENTA LEY

El gobierno de México lamentó la promulgación de la Ley HB87 en Georgia, Estados Unidos, que criminaliza la migración y abre espacios para la posible aplicación indebida de la legislación por parte de autoridades locales.

En un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el gobierno mexicano expresó su rechazo a esa ley, que se prevé entré en vigor el 1 de julio próximo, y que afectará potencialmente los derechos humanos y civiles de los mexicanos que habitan o visitan esa entidad.

DOCH