Los ministros de Relaciones Exteriores de los países del G7 coinciden en que no hay ninguna solución para Siria mientras el presidente Bashar al Assad se mantenga en el poder, declaró el jefe de la diplomacia francesa Jean-Marc Ayrault en Lucca, Italia.

El conjunto de los participantes en la reunión con Turquía y varios países árabes (Catar, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita) insistió en que "no hay un futuro posible para Siria con Bashar al Assad", declaró a la prensa Jean-Marc Ayrault.

"No es una posición agresiva respecto a los rusos, sino más bien una mano tendida", insistió, pero "ya basta (...), hay que salir de la hipocresía y entrar claramente en el proceso político", añadió.

Los jefes de la diplomacia de los países del G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) se han reunido el lunes y el martes en la ciudad italiana de Lucca (norte) para abordar la guerra en Siria y mostrar su unidad antes del viaje del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, a Moscú.

"Queremos que Rusia respalde el proceso político para una resolución pacífica del conflicto sirio", afirmó el ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, citado en un comunicado.

erp