Los disparos de cohetes contra Israel y los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza prosiguieron el sábado, dejando al menos dos muertos palestinos y un herido israelí, con lo que peligra la tregua anunciada entre Hamas e Israel.

Las Brigadas Ezedin al Qasam, el brazo armado de Hamas, amenazaron el sábado con romper esa tregua, anunciada el miércoles con Israel, tras los últimos ataques aéreos israelíes en la franja de Gaza.

"Los ataques aéreos del enemigo sionista son nuevos crímenes. No permaneceremos silenciosos antes los crímenes" israelíes, anunciaron las Brigadas en un comunicado. "Nadie podrá culpar a nuestros combatientes cuando respondamos", añade el texto.

El miércoles por la noche, las Brigadas Ezedin al Qasam anunciaron una nueva tregua con Israel, negociada a través de Egipto, para intentar poner fin a los enfrentamientos, iniciados al principio de la semana.

Desde el lunes, más de 155 disparos de cohetes y obuses se lanzaron contra Israel, de los cuales 120 reivindicados por las Brigadas al Qasam.

"Si nuestra respuesta no ha sido suficiente para enviar un mensaje al enemigo, estamos preparados para destruir su arrogancia, detener sus crímenes y responder a su agresión", dijo el sábado el grupo.

Este sábado, dos palestinos murieron en los bombardeos aéreos israelíes, entre ellos un niño de seis años en Jan Yunes, en el sur de la Franja de Gaza, según fuentes médicas palestinas.

El ejército israelí desmintió haber llevado a cabo una operación en esta zona: "Según las conclusiones de una investigación preliminar, lo que ocurrió en Jan Yunes no tiene nada que ver con la actividad del ejército israelí", declaró a la AFP una portavoz militar.

"La explosión que causó la muerte del niño palestino fue provocada por municiones pertenecientes a grupos terroristas" palestinos, dijo la portavoz del ejército, Avital Leibovich, en Twitter.

Poco después, un palestino de 25 años murió este sábado en el este de Jabaliya, en el norte de la franja de Gaza, por un ataque de un avión israelí no tripulado, indicaron fuentes médicas palestinas.

Según testigos, la aviación israelí llevó a cabo al menos seis bombardeos en el enclave palestino desde el inicio de la mañana. Cinco palestinos resultaron heridos en estos ataques, indicaron fuentes médicas locales.

Por su lado, una portavoz del ejército israelí afirmó que 39 cohetes fueron lanzados el sábado contra Israel, 18 de los cuales tocaron territorio israelí. Los demás proyectiles cayeron al mar, o en la propia Franja de Gaza, y cinco fueron interceptados por el sistema de defensa antimisil "Iron Dome".

Un israelí resultó herido por esquirlas de cohete en Sderot, localidad israelí cercana al enclave palestino, según el ejército y la policía.

Tras esta espiral de violencia, el jefe del Estado mayor del ejército israelí, el general Benny Gantz, convocó una reunión de urgencia "para determinar las acciones a llevar a cabo".

Desde el inicio de esta nueva ronda de enfrentamientos, 14 palestinos resultaron muertos y varias decenas heridos durante ataques israelíes. los cohetes lanzados hirieron a cinco israelíes, entre ellos cuatro guardias fronterizos.

ERP