Madrid. El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, informó que el Ejecutivo tomará medidas legales luego de que el Parlament de Cataluña aprobara una resolución que condena al rey Felipe VI y pide la abolición de la monarquía.

Los partidos separatistas y la formación de izquierda y antiindependentista En Comú Podem votaron a favor de la resolución, que condena la “intervención (del monarca) en el conflicto catalán” y pide “la abolición de una institución caduca y antidemocrática como es la monarquía”.

La figura del rey Felipe VI provoca división en Cataluña desde el discurso que pronunció en octubre del 2017 denunciando el intento de secesión.

Hasta ahora, Pedro Sánchez se había movido con cuidado en lo relativo a Cataluña, mientras negocia con el presidente regional, Quim Torra, para intentar calmar la situación tras los acontecimientos del año pasado.

“Inadmisible la resolución votada esta tarde en el Parlament de Cataluña que pretende rechazar y condenar al jefe del Estado”, opinó en su cuenta de Twitter agregando: “Este Gobierno adoptará las medidas legales a su alcance en defensa de la legalidad, la Constitución y las instituciones del Estado”, escribió sin especificar cuáles serán las medidas.

En un comunicado, el gobierno español añadió que la resolución “es producto de la deriva de los grupos independentistas que, inexplicablemente, han contado con el apoyo de otro grupo parlamentario”.

Y consideró una “irresponsabilidad (...) utilizar las instituciones catalanas para alentar el conflicto y no para servir a los intereses generales de todos los catalanes”.

En vilo

Sin el apoyo de En Comú Podem, el gobierno separatista catalán está en minoría en el parlamento regional, debido a las divisiones entre los dos grandes partidos proindependencia, lo que genera dudas sobre la viabilidad del Ejecutivo.