Teherán. Advertidos por Irán y en el centro de la atención ahora, los europeos deben redoblar esfuerzos para salvar el acuerdo internacional del 2015 sobre el programa nuclear iraní, tarea en la cual comenzaba a trabajar este martes un emisario del gobierno de Francia.

Emmanuel Bonne, consejero diplomático del presidente francés Emmanuel Macron, era esperado en Teherán y hoy se reuniría con el almirante Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní.

Según el gobierno francés, Bonne tiene la misión de encontrar los medios para bajar rápidamente las tensiones, que aumentaron este mes ante la decisión de Irán de enriquecer uranio a niveles prohibidos por el acuerdo sobre su programa nuclear, adoptado en el 2015 en Viena.

Muestran preocupación

Los cancilleres de Francia, Reino Unido y Alemania, así como de la Unión Europea, urgieron a Teherán a cumplir con el acuerdo sobre su programa nuclear.

“Expresamos nuestra profunda preocupación por el hecho de que Irán no esté cumpliendo varios de los compromisos”, aseguran los responsables europeos en un comunicado, en el que urgen a Teherán a “revertir esas actividades y volver al pleno cumplimiento” del acuerdo “sin demora”.

Jean-Yves Le Drian, Jeremy Hunt y Heiko Maas, junto a Federica Mogherini, señalan que el Organismo Internacional de la Energía Atómica, encargado de monitorear el cumplimiento del acuerdo, confirmó que Irán enriqueció uranio por encima del límite de 3.67% acordado.

“Llamamos a todas las partes a actuar de manera responsable de cara a contribuir a la desescalada de las tensiones actuales vinculadas a las actividades nucleares de Irán”, urgen los jefes de la diplomacia en el comunicado.

“Estamos en una etapa muy crítica”, según la Presidencia francesa: “Los iraníes toman medidas que violan (el acuerdo), pero que son muy calibradas y, por otra parte, (el presidente estadounidense) Donald Trump es un dealmaker (negociador)”.