El director del servicio de operaciones de inteligencia de la CIA dejará sus funciones en momentos en que la dirección de la agencia se plantea una profunda reforma de su organización, informaron el lunes altos funcionarios estadounidenses.

El director del National Clandestine Service "anunció que se alejará a la brevedad de la agencia, tras una larga y destacable carrera", dijo a la AFP Dean Boyd, un portavoz de la CIA.

La CIA no confirmó la identidad del funcionario, pero su nombre, Frank Archibald, ya se filtró en un tuit de 2013. Según la prensa estadounidense, Archibald trabajó en Pakistán y en Africa y dirigió un servicio encargado de América Latina.

La CIA no quiso confirmar si esta salida está vinculada con el plan de reorganización interna proyectado por su director, John Brennan.

El plan contemplaría entre otros puntos poner fin a la separación histórica entre los servicios encargados de la acción clandestina y aquéllos que se dedican al análisis de la información, señalaron ex funcionarios de la agencia.

Se pondrían en funcionamiento, por ejemplo, servicios especializados en una amenaza o un área geográfica precisa, en el marco de una reforma que sería la mayor registrada en la historia de la agencia, indicaron las mismas fuentes.

Varios cambios ya tuvieron lugar en los últimos meses en los servicios de inteligencia estadounidenses.

La CIA perdió en enero a su inspector general, David Buckley, que se fue al sector privado tras haber tomado una postura crítica en relación a agentes del organismo en una polémica con el Congreso.

En enero, a su vez, fue designado un nuevo director general adjunto, David Cohen, que hasta entonces de desempeñaba como subsecretario del Tesoro encargado de la lucha antiterrorista.

Un nuevo director, el general Vincent Stuart, fue designado a la cabeza de la dirección de inteligencia militar (Defense intelligence agency), tras la renuncia, en agosto, de su predecesor, que no logró imponer un plan para enviar sobre el terreno a un mayor número de analistas.

mrc