Los senadores demócratas se están preparando a fondo para luchar contra los planes del Partido Republicano para financiar el muro del presidente Trump en la frontera entre Estados Unidos y México. Su amenaza incluye encallar al gobierno del presidente Trump el próximo 28 de abril, fecha límite para aprobar el presupuesto del año fiscal.

Para que el objetivo del presidente Trump logre salir victorioso en el Senado, requiere que voten su propuesta por lo menos 60 senadores, es decir, 8 votos más de los 52 que tiene su partido.

El líder de la minoría demócrata, Charles E. Schumer, junto a otros destacados demócratas del Senado, advirtieron a los líderes del Partido Republicano que bloquearán cualquier intento de usar el proceso presupuestario para comenzar la construcción del muro, especialmente porque el presidente Trump no ha explicado la forma en que lo pagará.

En una carta dirigida al líder del Senado, Mitch McConnell, a la que el Washington Post tuvo acceso, los senadores demócratas le plantean que no permitirán incluir en el presupuesto del ejercicio fiscal un rubro destinado a la construcción del muro. El 28 de abril es la fecha límite de la aprobación del presupuesto, y en caso de que los republicanos lo incluyan, los demócratas colapsarán al gobierno de Trump.

Teniendo en cuenta estas y otras preocupaciones, creemos que sería inapropiado insistir en la inclusión de esa financiación (...) creemos que es condición necesaria para que la mayoría republicana del Congreso evite un cierre del gobierno al inicio del gobierno del presidente Trump , escribieron los demócratas.

La carta es la primera advertencia clara que revela la intención de los demócratas en enfrentarse a las políticas del presidente Trump.

Las razones en contra de la construcción

Los demócratas recuerdan que cada milla de construcción del muro puede costar hasta 25 millones de dólares.

En primer lugar, muchos expertos creen que tal muro fronterizo no funcionará , escribieron los demócratas. En segundo lugar, existe una preocupación real de que la Administración, simplemente, no tiene planes de construir el muro fronterizo .

En tercer lugar, existen objeciones de políticos republicanos y demócratas que desempeñan funciones en los estados fronterizos donde se levantaría el muro .

Obstáculos para derribar el Obamacare

Un conjunto de analistas no partidistas calcula que 14 millones de personas perderán su seguro de gastos médicos el próximo año con el proyecto de ley de la Cámara de Representantes que rescindiría la reforma al sistema de salud implementada por el presidente Barack Obama.

El cálculo revelado por la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso dice que el número de personas no aseguradas crecerá a 24 millones para el 2026.

Los cálculos dan argumentos a los opositores a la iniciativa de ley republicana, pues advierten que la medida impedirá que millones de votantes compren pólizas de seguro médico. Las críticas han venido por parte de demócratas, de republicanos cuyos estados se benefician de la ley de Obama y de muchos sectores de la industria de salud.

El presidente Donald Trump respalda el proyecto republicano. Dos de los temas que ayudaron a crecer la candidatura de Trump fueron el muro y el Obamacare, ahora, parecen temas complejos para que Trump cumpla con los objetivos.

Se esperan jornadas largas de negociación entre los partidos.