Nueva Delhi. Los equipos de rescate buscaron ayer los restos de unas 160 personas que seguían desaparecidas 24 horas después de que un ferry de dos pisos abarrotado se despedazara y se hundiera en el Río Brahmaputra durante una fuerte tormenta en el este de India.

Los cuerpos de más de 100, de las 350 personas que estaban a bordo del transbordador que se volcó el lunes, ya se han recuperado. Con cada hora que pasa, las esperanzas de encontrar pasajeros vivos disminuyen notablemente, afirmaron los rescatistas.

Ya no es una cuestión de encontrar sobrevivientes (...) las operaciones ahora se centran en recuperar los cadáveres , manifestó Phani Hussain Chowdhury, un político local que visitó el lugar la tarde de ayer.

Alok Kumar Singh, un comandante de Operaciones de Desastres de la Fuerza de Seguridad Fronteriza, dijo a periodistas: La corriente en el Río Brahmaputra es muy fuerte y ¿cuántos podrán mantenerse con vida en esa situación? No sabemos .

El ferry se hundió la noche del lunes en el distrito de Dhubri del estado de Assam, cerca de la desembocadura del río en Bangladesh. Muchos pasajeros saltaron de la barca presas del pánico, manifestó un funcionario. Los pasajeros en la cubierta superior tuvieron mejor suerte que los que quedaron atrapados en la parte inferior de la embarcación.

La lluvia torrencial y las corrientes de los ríos dificultaron las operaciones de rescate durante la noche, de acuerdo con los funcionarios del gobierno. El hospital más cercano estaba a 1 milla de distancia del sitio del percance.

El barco era muy viejo y estaba por encima de su capacidad con personas y carga. El gobierno no mandó a tantos socorristas como debía. Las operaciones nocturnas de búsqueda fueron cruciales , acusó Chowdhury.

El gobierno del estado de Assam ha anunciado una indemnización provisional de alrededor de 3,000 dólares para las familias de los muertos y cerca de 1,000 dólares para los heridos. Veintiocho políticos locales se comprometieron a donar un mes de su salario a las familias de quienes perdieron la vida.

Chowdhury indicó que las dos partes de la barca rota se encontraban en el agua cerca de la orilla del río y algunos cadáveres podrían estar debajo.

Las pertenencias de la gente flotan por todo el río. Fueron los pobladores locales que viven en las riberas del río quienes alertaron primero a los guardias fronterizos. Vieron a unas 60 o 70 personas nadando hacia la orilla después del accidente , acotó.

El ministro de Assam, Tarun Gogoi, prometió una investigación exhaustiva acerca de la causa del accidente. Percances similares han ocurrido en el pasado debido a la cantidad de sobrecarga de los transbordadores privados que operan a lo largo del río, a menudo, con medidas de seguridad que rayan en lo ridículo. Pero el infortunio del lunes es el peor en la historia, afirmaron las autoridades.