La Corte Suprema de Estados Unidos evitó emitir un fallo sobre derechos de personas transgénero al devolver un caso sobre el acceso a un baño en una secundaria de Virginia a un tribunal menor el lunes 6 de marzo, después de que el presidente Donald Trump removió una norma que daba garantías a los estudiantes transgénero.

NOTICIA: Ponen trabas a derechos de personas transgénero

Abogados de un estudiante transgénero llamado Gavin Grimm, quien nació como mujer pero se identifica como un hombre, pidieron a los jueces que decidieran el caso pese a la orden del 22 de febrero del Gobierno de Trump. La corte había fijado previamente los argumentos del caso para el 28 de marzo.

La breve orden de la corte dijo que el caso fue enviado de regreso a la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito de Virginia, que el año pasado falló a favor de Grimm, "para mayor consideración en vista de las guías" emitidas por el gobierno.

Grimm demandó al Consejo Escolar del Condado de Gloucester para obtener el derecho de usar el baño masculino de la escuela, diciendo que la negativa del establecimiento educativo violaba la ley federal de antidiscriminación y la garantía constitucional de protección igualitaria bajo la ley.

El Cuarto Circuito había fallado a favor de Grimm en abril del 2016 basado en la interpretación del gobierno de Barack Obama de la ley de antidiscriminación. Tiene ahora una segunda oportunidad de fallar en la disputa, ya que su decisión anterior fue descartada.

NOTICIA: En EU, 11 estados apelan normas a favor personas transgénero

El gobierno de Trump rescindió históricas protecciones para estudiantes transgenero ordenadas por Obama el año pasado que les habían permitido usar baños de la identidad de género con la que se identifican. La nueva administración dejó la decisión a los estados, en vez de la ley federal.

El tema de permitir a personas transgénero usar baños públicos que correspondan a su identidad de género en vez del asignado al nacer se ha convertido en el punto álgido más reciente en la lucha en Estados Unidos sobre los derechos de lesbianas, gay, bisexuales y transgénero.

El tema volvió a los titulares luego de que Carolina del Norte aprobó una ley el año pasado que obliga a las personas a usar baños que corresponden al género asignado en el nacimiento en edificios gubernamentales y escuelas públicas. La medida del estado también bloqueó protecciones para personas lesbianas, gay, bisexuales y transgénero contra la discriminación.

rarl