Donald Trump aseguró más de los 270 votos reglamentarios en las votaciones del Colegio Electoral en los 50 estados del país y el Distrito de Columbia, con lo que garantiza la Presidencia de Estados Unidos, en la contienda más impresionante en la historia moderna.

Trump alcanza los 270 votos necesarios en el Colegio Electoral para hacer oficial su victoria ante la demócrata Hillary Clinton, en las elecciones del pasado 8 de noviembre.

El magnate rebasó el número necesario de sufragios para ser electo presidente bajo el sistema electoral indirecto estadounidense.

Mientras que la demócrata Clinton acumuló una ventaja de cerca de 3 millones de sufragios en la votación popular, Trump ganó el mapa electoral estado por estado, convirtiéndose en presidente electo. Esa dicotomía política provocó un escrutinio especial y la intensa presión a los del Colegio Electoral en las últimas semanas.

De Washington a Sacramento y de Austin a Springfield, EU volvió a vivir una jornada electoral. Los electores se reunieron en las capitales respectivas y emitieron los votos, ya comprometidos de antemano en función del resultado en cada estado. Si todos votaron lo que debían votar, Trump obtendría 306 votos y Clinton 232. Para lograr la mayoría había que superar los 270, lo que el republicano logró.

La desconfianza del triunfo de Trump creció poco después de las revelaciones de una evaluación de la CIA sobre un supuesto hackeo de Rusia que podría haber impulsado la campaña de Trump y planteaba ciertas dudas sobre la legitimidad de su triunfo.

Trump ha desestimado el análisis de los servicios de inteligencia acerca del papel de Rusia en la elección presidencial y presume de su triunfo electoral.

Lo cierto es que el colegio electoral, obligado por segunda vez en 16 años a elegir a un presidente que no ha ganado el voto popular.

La copresidenta del Partido Republicano, Sharon Day, expresó que el desenlace debe desalentar a los demócratas en sus intentos cínicos de socavar la legitimidad de la elección.

Esta elección histórica se terminó oficialmente y esperamos que el presidente electo Trump juramente en enero , añadió Day.

Se esperaban manifestaciones multitudinarias, la sesión del voto del Colegio Electoral estuvo marcado por pocas expresiones de rechazo a Trump.

¡Lo logramos! Gracias a todos, mis grandes seguidores, oficialmente hemos ganado la elección (a pesar de todos los medios de comunicación distorsionados y poco rigurosos , escribió Trump en la red social Twitter.

En capital estadounidense una veintena de manifestantes protestó contra el millonario estadounidense. Lo que sigue es que los estados envíen el resultado al Congreso y a los Archivos Nacionales de Washington. Los votos se cuentan el 6 de enero en el Congreso, reunido en sesión conjunta, y el vicepresidente, en calidad de presidente del Senado, proclama al vencedor.