El proceso de un juicio político contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff empezó el miércoles luego de la decisión del jefe de Diputados, Eduardo Cunha, de aceptar el pedido de juristas y cuatro partidos de la oposición.

¿De qué acusan a Rousseff?

Dilma es acusada de promover maniobras fiscales para maquillar las cuentas públicas durante el 2014 y parte de este año.

La acusación hace referencia a deudas por casi 15 millones de dólares que el gobierno acumuló en la banca pública pero que no se contabilizaron en los balances oficiales. Las deudas se deben a que la administración dejó de hacer depósitos que estaban previstos para pagar seguros de desempleo, subsidios y créditos a familias.

El Tribunal de Cuentas de Brasil consideró que el gobierno de Rousseff cometió irregularidades graves al acumular esa deuda con la banca pública. Los montos no estaban contabilizados en los resultados del 2014, aunque ahora fueron incluidas en la previsión de déficit fiscal para este año.

¿Quién impulsa el impeachment?

Eduardo Cunha, enemigo declarado de Rousseff, fue acusado por la fiscalía de la República por el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras y está en la mira del Consejo de Ética de la cámara que preside, que podría iniciarle una investigación por ocultar unas cuentas millonarias en Suiza alimentadas presuntamente con dinero de la estafa a Petrobras.

¿Cuál es la base legal de la acusación?

Los impulsores del juicio político entienden que Rousseff cometió uno de los delitos de responsabilidad regulados en el artículo 85 de la Constitución brasileña. En este caso, la mandataria atentó contra la moralidad en la administración y contra la ley presupuestaria .

Diputados del Partido de los Trabajadores salieron en defensa de Dilma y preparan una presentación ante el máximo tribunal para cuestionar la decisión de Cunha.

¿Cuáles son los pasos para que se inicie el juicio político vs Dilma?

Se crea una comisión

El procedimiento puede llevar varios meses. Luego de la decisión de Cunha, se conformará una comisión especial integrada por todos los partidos políticos que se encargará de analizar las acusaciones y determinará un plazo para que la mandataria se defienda. Una vez que se presente la defensa, la comisión hará un informe en el que indicará si la acusación tiene fundamentos sólidos como para ser juzgada en el Congreso.

Votación en Diputados

El informe de la comisión deberá publicarse en el diario oficial y se llevará una copia a cada diputado para que lo analice. A las 48 horas, la cámara de Diputados podrá aprobar las recomendaciones de la comisión. Si la comisión entiende que no corresponde un juicio político y los diputados lo aprueban, el caso se archiva. Pero si la comisión entiende que hay que seguir adelante con un juicio y los diputados lo aprueban, entonces se abrirá un nuevo plazo de 20 días para que Rousseff se defienda.

Si el informe considera que la presidenta debe someterse a juicio político, necesitará la aprobación de dos terceras partes de los 513 diputados. De ser así, Dilma tendrá que dejar su cargo durante 180 días, mientras el juicio pasa a evaluación. En ese caso asumiría el vicepresidente de Brasil, Michel Temer.

Para continuar con el juicio, las dos terceras partes de los 81 senadores deben considerar que es culpable. En ese caso, Dilma pierde su cargo y Temer asumiría de manera definitiva la presidencia de Brasil.