Los científicos que asesoran al gobierno británico sobre el Covid-19 recomendaron el lunes ofrecer una tercera dosis de la vacuna a todos los mayores de 18 años en un esfuerzo por aumentar la protección contra la variante Ómicron.

Esta dosis de refuerzo, que hasta ahora estaba reservada a los mayores de 40 años, debería ofrecerse tres meses después de la segunda inyección, en lugar de los seis actuales, aconsejaron los expertos del comité conjunto sobre vacunación e inmunización, JCVI, en rueda de prensa.

También recomendaron que los niños de 12 a 15 años reciban una segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus tres meses después de recibir la primera, única que hasta ahora les era administrada en el país.

Pidiendo actuar rápidamente pero sin que cunda el pánico, el profesor Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra, calificó de "preocupante" la variante Ómicron, identificada inicialmente en Sudáfrica y actualmente detectada en numerosos países.

El número de mutaciones presentes en esta variante "nos hace temer un posible efecto en la eficacia de la vacuna", explicó.

Se han registrado hasta ahora once casos de la variante Ómicron en el Reino Unido: cinco en Inglaterra y seis en Escocia, algunos de ellos sin relación con viajes al extranjero.

Con más de 144,700 muertes desde el inicio de la pandemia, el Reino Unido es uno de los países más afectados por el Covid-19. En total, más del 88% de los mayores de 12 años han recibido una primera dosis de la vacuna, más del 80% una segunda dosis y más del 30% una tercera dosis.

El ministro de Sanidad, Sajid Javid, debía anunciar ante el parlamento por la tarde restricciones presentadas como temporales contra la nueva variante.

Ante la emergencia de la cepa Ómicron, el Reino Unido convocó el lunes una reunión de ministros de Sanidad del G7 que Londres preside este año.