El Gobierno de Brasil planea establecer su programa nacional de bienestar social "Bolsa Família" para millones de las familias más pobres del país en un promedio de 300 reales (unos 57 dólares) al mes a partir de noviembre, dijo el martes el presidente Jair Bolsonaro.

Eso marcaría un fuerte aumento del estipendio actual de 190 reales al mes, y el programa reforzado entrará en vigencia después de que expire en octubre el esquema de emergencia de transferencia de efectivo para mitigar los efectos de la pandemia.

Esto es lo que pretendemos hacer: fijar el nuevo Bolsa Família a partir de noviembre en (un promedio) de 300 reales ... un aumento de más del 50%", dijo Bolsonaro en una entrevista en Radio Itatiaia.

"No es mucho, sé que no es mucho. Pero es lo que la nación puede dar. A partir de diciembre esperamos que alrededor de 22 millones (de Famílias) reciban la Bolsa Família. Es una cifra que da miedo", dijo.

Un estipendio mensual promedio de 300 reales marcaría una victoria para Bolsonaro sobre los miembros más cautelosos desde el punto de vista fiscal de su equipo económico, que están ansiosos por asegurarse de que no se rompa la regla del tope de gasto del Ejecutivo.

Las autoridades del Ministerio de Economía habían indicado anteriormente que los estipendios podrían aumentarse a 250 reales al mes, mientras que una fuente dijo a Reuters el mes pasado que los pagos mensuales podrían estar entre 250 y 284 reales y que el número de familias elegibles podría aumentar a 17 millones desde los 14.6 millones actuales.

El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo la semana pasada que la factura total de Bolsa Família el próximo año podría ser de 50,000 millones de reales, pero las cifras citadas por Bolsonaro traerían un costo anual cercano a los 80,000 millones de reales.

Bolsonaro, cuya popularidad se ha desplomado durante la crisis del coronavirus y se está preparando para la reelección en octubre de 2022, ha dicho durante mucho tiempo que el programa se ampliará.