Charlotte. El expresidente Bill Clinton realizó la noche del miércoles una enérgica defensa del manejo de la difícil situación económica de la nación por parte del presidente Obama, al criticar la agenda y filosofía de Mitt Romney y acusar al Partido Republicano de rigidez ideológica y su falta de disposición para comprometerse.

En un discurso en el que formalmente nominó a Obama para un segundo mandato, Clinton sostuvo que el Presidente ha pasado los últimos cuatro años estableciendo políticas que conducirán a una economía más vibrante y equilibrada, y afirmó que, a pesar de los problemas, los estadounidenses están claramente mejor de lo que estaban cuando el Presidente asumió el cargo.

Ningún Presidente -ni yo ni ninguno de mis predecesores- podría reparar todo el daño en tan sólo cuatro años , aseguró Clinton. Obama, añadió, ha sentado las bases de una nueva economía moderna y exitosa, una prosperidad compartida y si renuevan el contrato del Presidente, podrán percibirlo .

Clinton subió al escenario justo después de las 10:30 de la noche con un coro de vítores y aplausos, al mismo tiempo que resonaba en el sistema de audio del lugar el tema de su campaña en 1992 Don’t Stop (Thinking about tomorrow) .

Después de que Clinton concluyera, Obama subió al escenario para agradecerle el trabajo realizado en favor de su reelección. Los dos hombres se estrecharon las manos, se abrazaron, sonrieron y saludaron a la audiencia.

El discurso de Clinton fue el clímax retórico y emocional del segundo día de la Convención.

Clinton habló en el día en el que Obama llegó a esta ciudad desde Washington y se preparó para pronunciar su discurso de aceptación ayer por la noche. Pero amenazas de mal tiempo obligaron a un cambio repentino en los planes para la noche final del evento.

Los organizadores de la Convención anunciaron que Obama daría su discurso de aceptación en la Arena Time Warner, abandonando los planes de dirigirse al aire libre a una multitud de 74,000 personas en el Estadio Bank of America.

Clinton expuso que la pregunta más importante que los votantes deberán preguntarse es qué tipo de país quieren en el futuro. Si quieren un país donde el ganador se lleva todo y donde cada quien se rasca con sus propias uñas, deberán apoyar a la candidatura republicana. Si quieren un país de prosperidad y responsabilidad compartida, deben de votar por Barack Obama y Joe Biden , indicó.