La derecha italiana de Silvio Berlusconi perdió la alcaldía de Milán, bastión electoral del jefe de gobierno, y fue derrotada en Nápoles, en la segunda vuelta de las elecciones municipales, según las primeras estimaciones divulgadas este lunes.

La coalición de centroizquierda se impuso por primera vez en más de una década en las municipales de Milán, feudo de la derecha y la ciudad natal de Berlusconi, además de sede de su imperio mediático Fininvest.

Con esta derrota, el mandatario italiano pierde el poder sobre la principal región económica del país, que pasa a manos de la izquierda.

La mayor ciudad industrial se sumaría a las conquistas en primera vuelta que obtuvo la izquierda en Bolonia y Turín.

La otra gran ciudad en que se celebraron comicios fue Nápoles (sur), históricamente administrada por el centroizquierda.

En la primera vuelta, el candidato del partido de Berlusconi en Nápoles había alcanzado el primer lugar, pero esta vez los primeros escrutinios otorgan una amplia ventaja al candidato de izquierda, el ex magistrado Luigi de Magistris, con el 65,19% contra el 34,80%. Su rival ya reconoció la derrota.

DOCH