Bauchi. Un atacante suicida en un coche bomba atacó ayer una iglesia católica durante una misa en el norte de Nigeria, matando a dos personas e hiriendo a otras 45, en una región asolada por una secta radical islamista, manifestaron funcionarios.

Un reportero de The Associated Press escuchó ayer la explosión después de las 9 de la mañana en la ciudad de Bauchi, que ha visto una serie de ataques con bombas y tiroteos atribuidos a la secta conocida como Boko Haram.

La explosión pareció haber ocurrido en el estacionamiento adjunto a la iglesia católica de San Juan en la ciudad.

El comisionado adjunto de la policía de Bauchi, T. Stevens, anunció que el atacante había sido detenido en la puerta de la iglesia, donde detonó los explosivos que se encontraban dentro de su coche.

Stevens expuso que ningún grupo o individuo se ha adjudicado la autoría del atentado, aunque las sospechas recayeron inmediatamente sobre Boko Haram.