El número de migrantes que llegaron en forma indocumentada a la Unión Europea (UE) vía el mar Mediterráneo de enero a agosto cayó 66% en comparación con el mismo período de 2016, informó este lunes la guardia costera y de fronteras de la mancomunidad (Frontex).

En ese lapso, la agencia registra un total de 142,700 entradas en las cuatro principales rutas clandestinas hacia la UE, de las cuales 12,200 ocurrieron en agosto.

España se perfila como nueva preferencia de los migrantes irregulares, la mayoría de ellos procedentes de Marruecos, Costa de Marfil y Gambia.

De enero a agosto pasados, el número de entradas en el país ibérico ascendió a 13,600, casi tres veces más que en el mismo período de 2016.

Solo en agosto, el número de detecciones de cruces fronterizos ilegales por mar y tierra en esa ruta, conocida como la del Mediterráneo Occidental, alcanzó un estimado de dos mil 400, más del doble de la cifra de hace un año.

"A pesar de una pequeña disminución en el número de detecciones en agosto en comparación con los dos meses anteriores, la presión migratoria en la ruta del Mediterráneo Occidental sigue siendo alta", afirmó Frontex.

En cambio, en Italia, país que se había convertido en la principal puerta de entrada irregular a la UE en el último año, el flujo irregular disminuyó un 13% en lo que va de año comparado con el mismo período de 2016, hasta un total de 99,800 entradas.

Frontex detectó en agosto 4,500 cruces en esa ruta llamada del Mediterráneo Central, el menor total mensual desde enero y un 60% menor que en el mes precedente.

Los nacionales de Nigeria y Guinea constituyen el mayor número de migrantes detectados en la ruta del Mediterráneo Central, que representa dos tercios de los pasos fronterizos irregulares en la UE.

En Grecia, primer país receptor de indocumentados cuando se desató la crisis de refugiados en Europa, el número de entradas volvió a aumentar en agosto, luego de meses de retracción.

El país helénico recibió en agosto 4,200 migrantes, casi un cuarto más que en el mes anterior, la mayoría de ellos procedentes de Siria, Irak y Afganistán.

Aún así, la cifra total del periodo enero-agosto, 21,100 entradas, corresponde a cerca de una décima parte de la cifra del mismo período de 2016.

Frontex no ha publicado la cifra correspondiente a los Balcanes Occidentales, ruta tomada por los indocumentados que llegan a Grecia para seguir camino hacia los países del norte de la UE.

"En agosto, la ruta de los Balcanes Occidentales vio un número relativamente bajo de detecciones de cruces fronterizos ilegales. Las razones de ello son el hecho de que menos migrantes han salido de Turquía a través de sus fronteras terrestres hacia los Balcanes Occidentales", resumió la agencia.

erp