Nueva York.- La decisión de la Suprema Corte de España de retirar los cargos al juez Baltasar Garzón por sus investigaciones de abusos cometido durante la Guerra civil y el régimen de Francisco Franco es positiva, aunque insuficiente, señaló AI.

En un comunicado, Amnistía Internacional (AI) expresó por ello su deseo de ver una "completa investigación sobre el catálogo de abusos" cometidos durante más de tres décadas en España, que incluyen ejecuciones extrajudiciales, tortura y desapariciones forzadas.

"Es un escándalo que España aún no haya enfrentado su oscuro pasado", sostuvo Marek Marczynski, director de justicia internacional de AI.

El directivo indicó que, aunque no había visto el texto íntegro de la decisión judicial en España, estaba consternado porque la interpretación ahí contenida sobre el principio de legalidad pudiera evitar que víctimas de abusos de derechos humanos cometidos en el pasado lograran acceder a la justicia.

Por ello, el organismo pidió a las autoridades españolas investigar los abusos, de acuerdo con la ley internacional, así como derogar la Ley de amnistía y su estatuto de limitaciones.

"No debe haber impunidad en España para estos horribles crímenes", enfatizó Marczynski.

apr