Ya sea que se trate de emprendedores que desean iniciar un nuevo negocio o de empresas ya establecidas en México, el mensaje es el mismo: establecerse y operar con estricto apego a la ley. Pero ¿acaso no ha sido siempre esa la intención? ¿Por qué ahora es mayor el énfasis en el cumplimiento de la ley?

Por primera vez en los años recientes, un gobierno establece entre sus prioridades de una manera clara y contundente la búsqueda de valores universales y la implementación de mecanismos para el establecimiento de un nuevo Estado de derecho, para lograr un proyecto de nación incluyente que busque el bienestar para todos y acabar con la corrupción.

De lograrse este objetivo principal, la 4T será real e implicará un verdadero cambio para nuestro país desde lo más profundo. Considerando que a nivel familiar se ha fracasado de manera general en la educación conforme a los valores fundamentales, como lo muestran las estadísticas de crímenes, actos de corrupción y delitos, es necesaria  implementar un nuevo orden jurídico, que establezca por ley lo que no se ha podido inculcar desde los hogares ,ni a través de las diferentes creencias religiosas.

Estamos ante una oportunidad histórica, pues se han establecido como metas públicas la implementación y el respecto a los valores fundamentales humanos.

Si realizamos un breve análisis de la situación actual de México podemos ver:

FORTALEZAS

•  Un nuevo marco jurídico que establece reglas claras para acotar la corrupción en todos los órdenes, enfatizar el cumplimiento de la ley y la protección de los derechos de los trabajadores.

DEBILIDADES

•  Malas prácticas.

•  Corrupción arraigada en lo más profundo del sistema.

•  Funcionarios que no saben ser servidores públicos.

•  Cultura que busca obtener beneficios económicos para una minoría sin importar los medios.

OPORTUNIDADES

•  Implementar una nueva cultura basada en la honradez y la honestidad a nivel individual, familiar, corporativo, institucional, gubernamental, es decir, a nivel nacional.

•  Lograr un cambio radical al transformar la mentalidad de las personas.

•  Aplicación estricta de la ley.

Implementación de programas de cumplimiento.

AMENAZAS

•  Renuencia al cambio.

•  Egoísmo.

•  Menosprecio por la autoridad.

•  Falta de respeto a las instituciones.

•  Abuso de poder.

•  Falta de experiencia, incapacidad.

Si más personas se tomaran la molestia de leer el Plan Nacional de Desarrollo (PND), sería suficiente para impulsar el índice de confianza entre los mexicanos y en el extranjero. Por ello no debe extrañarnos que un gobierno como el actual decida expedir una ley que desde su nombre resulta extraña pues a nadie más le ha interesado promover la confianza ciudadana de forma institucional.  Habrá que analizar y ver la implementación de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, pero desde ya confirma que hay una consistencia entre las metas establecidas en el PND y las acciones que implementa la actual administración.

La Foreign Corrupt Practices Act (Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero) de Estados Unidos se aprobó en 1977 para evitar que personas y empresas estadounidenses cometan actos de corrupción en el extranjero, estableciendo un código de conducta que debe prevalecer en el desarrollo de negocios dentro y fuera de ese país. Por ello podemos decir que México tiene un atraso de por lo menos 42 años.  La legislación contra de la corrupción promulgada por la actual administración establece un marco regulatorio que busca establecer un nuevo Estado de derecho, nuevas reglas del juego para que nadie se equivoque y claramente se conduzca en todos los ámbitos bajo los principios fundamentales de la ética universal. De ahí que hacer negocios en México, ahora resulta más transparente y seguro, los inversionistas extranjeros deberían tener una clara visión de que ahora más que nunca invertir en nuestro país resulta más atractivo, siempre y cuando estén dispuestos a establecerse y operar bajo los estándares más altos, México se convierte en un país que por ley establece la honestidad, el cumplimiento de la ley y el respeto como principios fundamentales. INVERTIR EN MÉXICO ES AHORA MÁS QUE NUNCA LA MEJOR OPCIÓN.

• Socia Legarreta y asociados, s.c.