Siempre he afirmado que no existe ninguna inversión sin riesgo, por más segura que sea o que parezca. Incluso los Cetes o los pagarés bancarios tienen un riesgo (aunque sea muy pequeño o acotado).

Ya ha sucedido en otros países, como Argentina o Grecia, países que han caído en mora y han tenido que implementar medidas para evitar el retiro de efectivo de los bancos.

La buena noticia es que el riesgo de un portafolio de inversión siempre se puede acotar y controlar a través de la diversificación.

A pesar de ello, cuando piensan en invertir, muchas personas tienen en mente hacerlo sólo en un instrumento o en un lugar.

No hay producto perfecto, pero está la diversificación

¿Me recomiendas comprar oro? , ¿Es buen momento para invertir en dólares? , ¿Dónde me recomiendas invertir que sea seguro? .

Frecuentemente recibo este tipo de preguntas y siempre me preocupa que estas personas están pensando en comprar una única clase de activo y no en diversificar ni construir un portafolio.

En México las personas piensan que es seguro comprar dólares y meterlos abajo del colchón. Piensan que de esta manera su dinero estará protegido porque los dólares siempre serán dólares y no pierden su valor.

Eso es incorrecto: en Estados Unidos también hay inflación, en promedio, ha sido de 3% anual.

No se puede comprar lo mismo hoy con la misma cantidad de dólares que hace 10 o 20 años. La inflación va mermando el poder adquisitivo de ese dinero de manera significativa.

Se entiende esa manera de pensar, ya que, a pesar de que ya llevamos más de 20 años de estabilidad económica (léase: inflación controlada a niveles bajos), México ha vivido enormes periodos de incertidumbre.

El peso era una moneda muy débil y volátil (mientras que hoy es una de las más comerciadas en el mundo). No había verdaderas alternativas de inversión en nuestro país y eso hizo que se arraigara tanto la costumbre de comprar dólares para guardarlos.

Lo mismo ocurrió con el oro y la plata, metales cuyos precios son muy volátiles, más incluso que muchas acciones que cotizan en la Bolsa. Pero la gente no se da cuenta de ello.

Evite subestimar sus opciones de inversión

También está el prejuicio de invertir, exclusivamente, en bienes raíces, porque nunca pierden su valor .

La realidad es muy distinta, y para muestra, un botón: en Estados Unidos, durante la crisis financiera del 2008, muchas viviendas perdieron más de 60% de su valor. Varios años después los precios aún estaban lejos de los niveles anteriores a esa crisis.

En México ha sucedido lo mismo durante algunos momentos. Es más, uno pudo haber comprado una propiedad hace 20 años y hoy parecería que vale más, pero, en realidad, si se toma en cuenta el efecto de la inflación del periodo, su valor es bastante inferior al precio original de compra (además de todo el dinero que se le tuvo que invertir en mantenimiento durante tantos años).

Hay muchos inmuebles que sí tienen una plusvalía importante, pero no todos y no siempre. También hay riesgos en este tipo de inversión, y muchos, si uno no tiene conocimiento del mercado. Además, vender no es sencillo, no son inversiones líquidas.

La previsión es responsabilidad suya

Otros prejuicios están relacionados con la cultura de previsión. En muchas ocasiones nosotros no tenemos que protegernos ni que cuidar nuestras cosas, porque pensamos que Dios proveerá . Eso hace mucho daño. Es nuestra responsabilidad proteger lo que es nuestro y cuidar nuestro patrimonio.

Hay personas que no quieren hablar de testamentos porque no quieren llamar a la muerte , atraer la mala suerte y otro tipo de concepciones culturales que, sencillamente, nos perjudican a nosotros y a nuestra familia.

En la vida hay riesgos y muchos de ellos pueden causar grave daño o pérdida de patrimonio. En las inversiones hay riesgos, aunque pensemos que no. La buena noticia es que siempre hay una manera de protegernos de ellos, y es nuestra responsabilidad hacerlo, dejando de lado esos prejuicios culturales que a veces tenemos. De lo contrario, estaremos asumiendo riesgos que no conocemos, o, por lo menos, más de los que podemos tolerar.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Twitter: @planea_finanzas